|      |   

3- Evitar pensamientos perversos 

Los malos pensamientos ponen en peligro al corazón… Si una persona convive con ellos y no los aleja de sí, se convertirán en una idea, luego en su voluntad y decisión e inevitablemente realizarán actos haraam. Ten cuidado con convivir con pensamientos pasajeros, por el contrario, debes desviarlos y llenar ese espacio con pensamientos virtuosos. 

El tratamiento entonces es, evitar estos pensamientos y mantenerse ocupado con pensamientos provechosos. 

4- Matrimonio 

Fue narrado que ´Abd-Allah ibn Mas´ud expresَ lo siguiente: El Profeta -que la paz y bendiciones de Allah sean con él- dijo: Oh, jóvenes, a quienes entre ustedes puedan costearlo, que se case, y a quien no pueda, que ayune, pues ello le servirá de escudo y protección.” Narrado por al-Bujari, 5065. 

5- El ayuno para aquellos no pueden costearse el matrimonio  

Debido al hadiz citado anteriormente, en el que se dice, “…y a quien no pueda, que ayune pues ello le servirá de escudo y protecciَn.” Narrado por al-Bujari, 5065. 

Al-Qurtubi dijo:

Cuanto menos coma una persona, más débil será su deseo, y cuanto más débil es su deseo, menos serán los pecados que cometerá. 

6- Mantenerse lejos de las malas companies. 

El Profeta -que la paz y bendiciones de Allah sean con él- expresó: Un hombre sigue los pasos de sus amigos cercanos, de modo que cada uno de ustedes vea a quien toma como su amigo cercano.” Narrado por Abu Dawud, 8433; clasificado como hasan por al-Albaani en Sahih Abi Dawud, 4046.  

7- Mantenerse lejos de sitios de tentación 

Es obvio que vivimos en una sociedad que está plagada de tentaciones – todo tipo de medios, revistas, el coqueteo en los mercados, TV satelital, internet, etc.… Uno debe huir de todo esto para mantener un compromiso religioso sano.     

8- No convertir sus hogares en tumbas 

Haz de tu hogar un semblante de la obediencia, y no del pecado. Si una habitación está conectada al pecado, ésta hará que la persona cometa el pecado repetidamente, ya que cada vez que ingresa a la habitación recuerda el pecado y puede que se sienta incitado a cometer el pecado otra vez. De manera que debe hacer de su cuarto y su casa un semblante de la obediencia hacia Allah, así al ingresar él ve el Mus-haf que lee y recuerda rezar qiyaam al-layl para Allah, y las oraciones Sunnah que ofrece regularmente en su cuarto. Llevar a cabo muchos actos de adoración en tu casa hará una conexión en tu mente entre la casa y la realización de buenas acciones, de modo que haga más y cometa menos pecados, y los llamados del deseo disminuirán. 

9- Tratar de ocupar la mayor parte de tu tiempo en la adoración y obediencia hacia Allah 

El tiempo es una de las bendiciones que Allah le ha otorgado a Sus siervos, pero hay muchos que no lo aprovechan. Fue narrado que Ibn ´Abbaas -que Allah esté contento con él- mencionó que el Profeta -que la paz y bendiciones de Allah sean con él- dijo: “Dos bendiciones a las cuales una gran cantidad de personas no le sacan provecho: buena salud y tiempo libre.” Narrado por al-Bujari, 6412. 

10- Recordar las bendiciones del Más allá 

Es particularmente correcto recordar en este contexto a al-hur al-´iyn y sus atributos, los cuales Allah ha preparado para aquellos que son pacientes y firmes evadiendo pecados. Esto ayuda al musulmán a ver estos transitorios placeres haraam que tan sَlo conllevan a lamentaciones y pérdida. 

Le pedimos a Allah que nos ayude a evitar la tentación, tanto la obvia como la oculta.

Alabado sea Allah el Señor de los Mundos.

Basado en Islam QA

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message