|      |   

Todas las celebraciones diferentes de las dos festividades prescriptas en el Islam son festivales inventados que fueron desconocidos en los tiempos de los salaf-us-saleh (piadosos predecesores) y pueden provenir también de los no musulmanes, en cuyo caso no sólo constituyen una innovación, sino también una imitación de los incrédulos. Los festivales que están prescriptos en el Islam son bien conocidos por los musulmanes: ‘Eid al Fítr e ‘Eid al-Adha, y semanalmente el ‘Eid del yumu’ah cada viernes. No hay otra festividad en el Islam aparte de estos tres. Todos los festivales que han sido inventados por la gente deben ser rechazados, porque son falsos de acuerdo a las leyes de Allah, ya que el Profeta -que la paz sea con él- dijo: “Quien introduzca algo ajeno en este, nuestro asunto (el Islam), le será rechazado”, es decir, será rechazado por los musulmanes y no será aceptado por Allah. De acuerdo a otra versión: “Quien realice algún acto que no sea parte de nuestro asunto, le será rechazado”.

Una vez que esto está claro, no es permisible participar en ninguna forma de la celebración o festividad que dices, es decir del día de la madre. No es permisible manifestar por ello ni alegría ni felicidad, ni ofrecer regalos, etc.

El musulmán debe estar orgulloso de su fe y apegarse a los límites establecidos por Allah a través de Su mensajero -que la paz sea con él- en la religión, ya que Allah lo ha elegido como Su servidor, y no debe agregar ni suprimir nada de ella. El musulmán también debe evitar seguir cada ocurrencia de la gente a lo largo de los tiempos, y su carácter debe estar de acuerdo con la shari’ah de Allah, para que pueda ser un ejemplo a seguir y no a un seguidor, porque la ley de Allah, alabado sea, es completa en todas sus formas, como Allah dijo:

“Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión”. [5:3]

El derecho de la madre es mucho más que tener sólo un día al año para ser honrada, más bien el derecho de una madre sobre sus hijos es a que la protejan, la cuiden y le obedezcan, tanto como esto no signifique desobedecer a Allah, el Más Sabio. Esto debe ser así en todo tiempo y lugar.

Conjunto de veredictos islámicos del sheij Ibn ‘Uzaimín, 2/301

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message