Hayy: el antiguo viaje en los tiempos modernos. 1ª parte.     Explicación de Surah Al Fatiha. 4ª parte     Los diez días de Dhul Hiyya. Señales que confirman sus virtudes.     Los diez días de Dhul Hiyya. Acciones recomendadas.     Mujer musulmana aspira a la presidencia en Singapur.
 
 
 
 
  

¿Cómo pueden reponerlo?
"Si no hay testigos y no es anunciado públicamente, entonces es inválido según todos los eruditos".

 




 
Inicio>Historia

Drácula y su verdadera historia con los musulmanes. Hermanos de sangre.

Equipo Vive Islam

Volviendo atrás, la devoción de Radu hacia el Islam y hacia el Sultán Mehmet II podría rastrearse hasta la alianza política entre sus respectivos padres. Vlad II de la Casa Drăculeşti (Casa del Dragón) era un aliado y vasallo del padre del Sultán Mehmet, El Sultán Murad II. Vlad II tenía 4 hijos: Mircea II, Vlad IV Călugărul (“El Monje”), Vlad III quien posteriormente sería conocido como Drácula, y Radu III cel Frumos (“El Apuesto”). Como gesto de unidad con el Sultán, Vlad II ofreció sus hijos, Drácula y Radu, en servicio al sultán otomano. Bajo la tutela de los jenízaros, ambos estudiaron el Corán, el árabe, el turco, el persa, teología islámica y jurisprudencia, y sobre todo se distinguieron en la estrategia militar turca y las tácticas de guerra.

Las fuerzas especiales otomanas que sostenían un estatus más alto tanto militar como socialmente que las filas y rangos eran los jenízaros y los sipahis. Los jenízaros eran no solo la élite de infantería de la milicia otomana sino también los guardaespaldas personales del Sultán y su familia. Los sipahis eran la élite de caballería que rodeaba al Sultán en batalla y eran enviados a tratar con los más tercos de los adversarios. Ellos eran los comandos y fuerzas especiales de entonces. A pesar que los sipahis eran exclusivamente de origen turco por requerimiento expreso del mismo Sultán Mehmet II en su libro de ley llamado "Kanun Nameh-e-Sipahi (“Libro de ley de los sipahis”), los jenízaros, en cuyos rangos se encontraban Drácula y Radu eran, contrariamente, conversos al Islam.

El joven Drácula continuamente abusó y se rebeló contra sus anfitriones ganándose aprisionamiento y castigo. Debido a la pesada mano de los turcos en respuesta a su insolencia, desarrolló una compleja serie de rencor. Odiaba a su padre por aliarse con los turcos, lo cual veía como una traición a la Orden del Dragón, a la que su padre había jurado fidelidad. La Orden del Dragón era una fraternidad cristiana cuyo único objetivo era erradicar el Islam de la península balcánica para siempre. Drácula odiaba a Radu por sus éxitos y los favores que los turcos le envestían. Estaba imbuido de celos del entonces joven Mehmet II quien, al igual que él, era un príncipe, pero a diferencia de él, fulgurante en esplendor. También tenía celos de sus hermanos Mircea y Vlad el Monje debido a lo que él percibía como preferencia de su padre por ellos. Sin embargo sus sentimientos hacia Mircea vacilaban entre celos y temor reverencial. Es de él que el joven Drácula aprendió la táctica de terror de empalar a miles para crear bosques de muertos.

Radu permaneció fiel al Islam y al Sultán y pasó su vida entera batallando en las fronteras del gobierno otomano, subyugando a los más fieros enemigos del imperio. Su natural habilidad para la batalla no tenía comparación incluso entre los jenízaros y la elite sipahi de la milicia otomana; frecuentemente era requerido para someter cualquier enemigo que parecía infranqueable. Se reporta que cambió el curso de la historia de oriente próximo al detener a los poderosos Ak Koyunlu de invadir a los otomanos, un evento que, de haberse producido, habría cambiado definitivamente la faz tanto de Europa como de Medio Oriente hoy. Por esta razón fue llamado para afrontar la amenaza de su natal Valaquia que ni la élite jenízara ni los sipahis pudieron encaminar.

Voto  


Otros artículos
Hayy: el antiguo viaje en los tiempos modernos. 1ª parte.
El Islam estaba en América desde el siglo XI. Entrevista a Isabel Álvarez de Toledo. 2ª Parte
El Islam estaba en América desde el siglo XI. Entrevista a Isabel Álvarez de Toledo. 1ª Parte
¿Fue el Islam propagado por la espada?
La Historia se está escribiendo.
 

Nuevo comentario


 
 
 
512 caracteres como máximo

Los comentarios son moderados: su contribución aparecerá después de haber sido validado por un moderador del sitio.

Está claro que las declaraciones difamatorias e islamófobos racistas, antisemitas, no serán publicados. Demasiado largo contribuciones o tener que ninguna conexión con el tema del artículo o incorrecta desde el punto de vista islámico no se tendrán en cuenta.


 
 
 
     
       
 
Website for Muslims
Website for non Muslims
Francais
Espanol
Chinese site
Pусский
 
Copyright © 2013 - Todos los derechos reservados - islammessage.com