|      |   

La traición oportunista era el estilo de los regentes de Valaquia y en una de aquellas transitorias traiciones Vlad II silenciosamente permitió que sus hijos mayores, Mircea y Vlad IV, desataran una insurrección tras la cual Mircea empaló en estacas a todos sus prisioneros. Al joven Drácula le encantó ver esto y más tarde se unió a Mircea en posteriores insurrecciones tanto contra los otomanos como contra el clan rival Dăneşti apoyado por el caudillo húngaro, John Hunyadi. Al final, Hunyadi derrotó al padre de Drácula, asesinándole en los pantanos de Bălteni y cegando y enterrando vivo a Mircea en Târgovişte. Hunyadi instaló un príncipe Dăneşti, Vladislav II, en Valaquia. En su deseo y ambición de poder, Drácula dejó de lado sus sentimientos de venganza por los asesinatos de su padre y su hermano y se alió con Hunyadi, sirviéndole como consejero. Cuando John Hunyadi fue a enfrentar a los turcos en Belgrado en la moderna Serbia, Drácula atacó y asesinó a Vladislav, tomando el trono para sí mismo. Para su fortuna, una plaga irrumpió en el campamento de Hunyadi, infectándole y causándole la muerte. El Sultán Mehmet fue gravemente herido en batalla. Estos eventos permitieron que Drácula gobernara en Valaquia ininterrumpidamente durante seis años. Fue el único periodo en que gobernaría su patria por  largo tiempo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message