|      |   

Todas las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero.

Ciertamente las mejores palabras son el Libro de Allah, la mejor guía es la guía de Muhammad (la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) y los peores asuntos son las innovaciones. Todo invento en la religión es una innovación, y toda innovación es perdición y toda perdición lleva al Fuego.

Alabado sea Allah, Quien fortalece y eleva a los creyentes. Atestiguo que no hay otra divinidad salvo Allah, Único sin asociados, y atestiguo que Muhammad (la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) es Su siervo y Mensajero.

¡Musulmanes! Por cierto que los pecados resienten el corazón y provocan sufrimiento y dolor que los pecadores sólo sienten en la agonía de la muerte si no se arrepienten.

Pero para que la persona pueda mantenerse apartada de los pecados debe tomar todos los recaudos posibles del mismo modo que lo hace para ganarse la vida. Y entre las medidas a seguir para alejarse de los pecados está invocar a Allah  y suplicar Su ayuda con sinceridad y convicción de que Él responde las súplicas, pues Allah  asiste a quienes Le piden con fe y seguridad de que Él les auxiliará.

¡Señor nuestro! Tú que cambias los corazones, afirma nuestros corazones para que podamos obedecerte y cumplir con Tus mandatos.

Y entre los medios para abandonar los pecados se encuentra la lucha interna para mantenerse firme en los preceptos, purificar el alma, relacionarse correctamente con las personas, cumplir con las oraciones obligatorias en las mezquitas, reflexionar sobre la muerte, la realización de obras piadosas, la preservación del medio ambiente, el respeto a los padres, el cónyuge y educar islámicamente nuestros hijos.

Allah  dice en el Sagrado Corán:

“Cuando la muerte les sorprenda [a los incrédulos y vean el castigo] dirán: ¡Oh, Señor mío! Hazme regresar a la vida otra vez, para [creer en Ti y] realizar las obras buenas que no hice. Pero no se les dará otra oportunidad, pues son sólo palabras [que no cumplirán]. Y permanecerán en ese estado [la muerte] hasta que sean resucitados.” (Corán 23:99-100)

 

Súplicas finales

Hermanos y hermanas, pidan paz y bendiciones por el Profeta Muhammad, tal como Dios lo menciona en el Corán:

“Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. (Corán 33:56)

 

¡Oh Allah! Concede bendiciones y paz a nuestro Profeta Muhammad, a sus familiares, a todos sus discípulos y a quienes sigan su guía de buena manera hasta el Día del Juicio. ¡Oh Allah! Da tu complacencia a todos los discípulos de Tu Mensajero, de quienes fueron destacados Abu Bakr, Omar, Uzman y Ali. Complácete también con todos los seguidores de estas nobles personas, quienes siguen su guía hasta el Día del ajuste de cuentas, y con nosotros los presentes, pues Tú eres en verdad el más Clemente.

¡Oh Allah! Enaltece y dignifica al Islam y a los musulmanes, protégenos del mal de nuestros detractores, y líbranos de los problemas del encarecimiento de los productos, la propagación de enfermedades, de la usura y el interés monetario, del adulterio y la fornicación, de los terremotos, de las dificultades y las tribulaciones, y de la perversión y corrupción oculta y evidente.

¡Oh Allah! Perdónanos y perdona a nuestros hermanos creyentes que ya fallecieron, y no hagas que en nuestro corazón se encierre el desprecio y el odio por los que han creído en Ti como se debe. Tú eres el más Bondadoso y Misericordioso.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message