Los 57 países miembros de la OCI han acordado reconocer Jerusalén Este como la capital del Estado palestino.     La ONU rechaza el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.     Cinco consejos para pasar tiempo productivo con tus hijos.     Leer y escribir en árabe Ia (video)     Un año de cárcel y un curso contra la islamofobia para los agresores de una mujer con niqab en Barcelona.
 
 
 
 
  

¿Cómo pueden reponerlo?
{Di: Nadie en los cielos ni en la Tierra conoce lo oculto salvo Allah. Y no saben cuándo serán resucitados} [27:65]

 




 
Inicio>Asuntos de la mujer

La forma en que las esposas del Profeta trataban con los celos. 1ª parte

Equipo Vive Islam

Pregunta:

Que la paz esté con usted. ¿Podría usted mostrarnos algún reporte acerca del amor y amistad entre las esposas del Profeta ? He encontrado uno de Sawda reconociéndole a ‘Aishah (que Allah esté complacido con ambas) sus derechos, alabado sea Dios, pero otros reportes que encontré versan acerca de los celos entre ellas y el descontento.

Respuesta:

Alabado sea Dios

Indudablemente, el lazo que unía a las esposas del Profeta era el de la hermandad espiritual y el amor por la causa de Dios. Este es el principio básico que debe unir a todos los creyentes en general. A eso puede agregarse su cercanía a la luz de la profecía, porque todas ellas vivían en el lugar donde la revelación descendía y el Mensajero de Dios vivía. Por lo tanto, la piedad y el temor de Dios las protegía de caer en el error y les permitía pensar y actuar con madurez en momentos de discordia, cuando enfrentaban pruebas.

El Profeta Muhammad las llamaba hermanas co-esposas. Muslim (1408) narró de Abu Hurairah que el Profeta Muhammad dijo:

“Una mujer no debe pedir que su hermana sea divorciada ni privada de lo que es legítimamente suyo, y que ella sea desposada en su lugar. Ella sólo tendrá lo que Dios ha decretado para ella”.

Así que, ¿cómo podrían ser las hermanas que eran esposas del Profeta (que Dios esté complacido con ellas)?

La piedad y el temor a Dios formaron un sólido fundamento que sobrepasó las inclinaciones naturales y los celos de las mujeres, o su tendencia a competir por la atención de un marido. Satanás no tenía esperanzas de causas problemas en la casa del Profeta Muhammad , y ellas estaban muy lejos de tales actitudes, porque eran gente pura y purificada.

‘Aishah (que Allah esté complacido con ella) dijo en un reporte:

“El Mensajero de Dios le preguntó a Záinab Bint Yahsh acerca de mí:

“Oh, Záinab, ¿qué sabes, qué has visto?”.

Ella dijo:

“Oh, Mensajero de Dios, yo no diría haber oído o visto algo que no vi ni oí, por Dios. No sé nada excepto cosas buenas”.

Y ella era una de las esposas del Mensajero de Dios que solía competir conmigo, pero Dios la protegió porque era una mujer piadosa”. Registrado por Al-Bujari, 2661; Muslim, 2770.

El Imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Sus palabras “yo no diría haber oído o visto algo que no vi ni oí”, significa que ella había protegido su honor contra la mentira y que había protegido sus ojos y sus oídos de ver y oír algo indebido. Las palabras “ella era una de las que solía competir conmigo”, significa que ella tenía inclinación a ser celosa, pero su piedad era mayor que eso”. Fin de la cita de Shárh An-Nawawi ‘ala Muslim, 17/113.

Al-Háfiz (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“De este reporte aprendemos que el musulmán debe ponerse de pie para defender a su hermano, con piedad y honor, y debe defenderlo contra quienes intentan perjudicarlo, por más rivalidad que tenga con él”. Fin de la cita de Fáth al-Bari, 8/479.

Al-Bujari (2581) y Muslim (2442) registró que ‘Aishah dijo:

“Las esposas del Profeta enviaron a Záinab Bint Yahsh, que era la más cercana a mí en estatus. Yo nunca he visto una mujer mejor en su compromiso religioso que Záinab, más temerosa de Dios y veraz en su discurso, más guardiana de los lazos familiares y generosa para dar en caridad, ni más deseosa de acercarse a Dios. Pero ella era un poco proclive al enojo, aunque se calmaba enseguida”.

El hecho de tener cierta rivalidad con ella no le impedía reconocer sus virtudes ni tenerle la estima que se merecía.

Todo eso no impidió que sucedieran entre ellas (que Dios esté complacido con todas ellas) los celos naturales que suceden entre las mujeres que están distantemente relacionadas, así que esto no es de extrañar entre las co-esposas, y más aún si el hombre a través de quien están relacionadas era el Mensajero de Dios .

Se registró de ‘Urwah Ibn az-Zubair que ‘Aishah le dijo que el Mensajero de Dios la dejó sola en su casa una noche. Le dijo:

“Yo me sentí celosa, entonces él volvió y vio lo que yo estaba haciendo. Me dijo:

“¿Qué es lo que pasa contigo, ‘Aishah? ¿Estás celosa?”.

Yo le respondí:

“¿Por qué no estaría celosa alguien como yo, de alguien como tú?”.

Me preguntó:

“¿Tu demonio ha venido a decirte cosas?”.

Entonces le pregunté:

“Oh, Mensajero de Dios, ¿hay un demonio conmigo?”.

Me respondió:

“Sí”.

Le pregunté:

“¿Está en cada persona?”.

Me dijo:

“Sí”.

Le pregunté:

“¿Está incluso en ti, Mensajero de Dios?”.

Me respondió:

“Sí, incluso en mí. Pero Dios me ayuda con él hasta que se someta a Él”.

Registrado por Muslim en su Sahih, 2815.

As-Sindi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Las palabras “¿Ha venido tu demonio a decirte cosas?”, significa que ese demonio le ha hecho pensar a ‘Aishah que el Mensajero de Dios se había ido con alguna de sus otras esposas, aprovechando que ella estaba confundida y preguntándose a dónde fue”. Fin de la cita de Haashiyat as-Sindi ‘ala an-Nasá'i.

Quien niegue que los celos pueden ocurrirle a una persona piadosa, incluso a las esposas del Profeta Muhammad no conoce la naturaleza del ser humano, tal como Dios lo ha creado. Pero el punto es que la piedad y el temor de Dios evita que estos celos tengan malas consecuencias, y protegen a la persona de cometer una injusticia motivada por esos celos.

Abu Dawud (3931) y Áhmad (26365) registraron que ‘Aishah (que Allah esté complacido con ella) dijo:

“Yuwairíyah Bint al-Háriz cayó en posesión de Zábit Ibn Qais Ibn Shammás como botín, y ella hizo un contrato de manumisión para ella. Era una mujer muy bella y atractiva. Ella vino a preguntarle al Mensajero de Dios acerca de su contrato de manumisión, y cuando la vi de pie ante la puerta no me gustó, porque me di cuenta que el Mensajero de Dios vería en ella lo mismo que yo veía. Ella dijo:

“Oh, Mensajero de Dios, soy Yuwairíyah Bint al-Háriz y me ha pasado algo que tú no sabes. Yo caí en manos de Zábit Ibn Qais Ibn Shammás como botín, pero he hecho un contrato de manumisión con él y he venido a preguntarte acerca de esto”.

El Mensajero de Dios le dijo:

“¿Y qué si te ofrezco algo mejor que eso?”.

Ella le preguntó:

“¿Y qué sería, Mensajero de Dios?”.

Él le respondió:

“Yo pagaré tu contrato de manumisión y te desposaré”.

Ella respondió:

“Está bien, acepto”.

La gente oyó que el Mensajero de Dios había desposado a Yuwairíyah, y liberaron a los cautivos que tenían, los dejaron libres, diciendo:

“Son parientes políticos del Mensajero de Dios ”.

No hemos visto nunca una mujer que trajera más bendiciones a su gente que ella. A causa de su matrimonio con el Mensajero de Dios , cien familias de los Banu Mustáliq fueron liberados”.

Clasificado como bueno por Al-Albani y por los comentaristas de Al-Musnad.

A pesar del hecho de que ‘Aishah estaba celosa de ella desde la primera vez que la vio, la describió como una fuente de bendiciones para su gente. 

 

Voto  


Otros artículos
Francia, entre el aumento de las violaciones y la prohibición del hiyab.
Regalos que perduran.
Las cinco condiciones del hiyab correcto. 2ª parte.
Las cinco condiciones del hiyab correcto. 1ª parte.
¿Taparse la cabeza o usar el hiyab?
 

Nuevo comentario


 
 
 
512 caracteres como máximo

Los comentarios son moderados: su contribución aparecerá después de haber sido validado por un moderador del sitio.

Está claro que las declaraciones difamatorias e islamófobos racistas, antisemitas, no serán publicados. Demasiado largo contribuciones o tener que ninguna conexión con el tema del artículo o incorrecta desde el punto de vista islámico no se tendrán en cuenta.


 
 
 
     
       
 
Website for Muslims
Website for non Muslims
Francais
Espanol
Chinese site
Pусский
 
Copyright © 2013 - Todos los derechos reservados - islammessage.com