|      |   

Los beneficios de convertirte al Islam son demasiado numerosos para enumerarlos, sin embargo, hemos elegido algunos que destacan sobre los demás.

 

8. Convertirte al Islam responde todas las GRANDES preguntas de la vida.

 Uno de los mayores beneficios de convertirte al Islam es que se disipa la niebla. De repente, la vida y todos sus altibajos se hacen más claros, todo tiene más sentido. Las respuestas a las grandes preguntas que han estado plagando a la humanidad por milenios, están completamente al descubierto. En cualquier momento de nuestras vidas, cuando estamos en el precipicio o al borde del camino, nos preguntamos: “¿Esto es todo, es realmente todo lo que hay?” Bueno, no, esto no es todo. El Islam responde las preguntas y nos pide que miremos más allá del materialismo y veamos que esta vida es poco más que una parada transitoria en el camino a la vida eterna. El Islam da un objetivo y un propósito claros a la vida. Como musulmanes, somos capaces de hallar respuestas en las palabras de Dios, el Corán, y en el ejemplo de Su Mensajero final, el Profeta Muhammad .

Ser musulmán implica la sumisión completa al Creador y el hecho de que fuimos creados solo para adorar únicamente a Dios. Esta es la razón por la que estamos aquí, en este planeta que gira en un universo aparentemente infinito: para adorar a Dios y solo a Dios. Convertirte al Islam te libera del único pecado potencialmente imperdonable, que es asociarle copartícipes a Dios.

{No he creado a los genios y a los seres humanos sino para que Me adoren.} (Corán 51:56)

{¡Oh, pueblo mío! Adoren solamente a Dios, pues no existe otra divinidad salvo Él.} (Corán 7:59)

Hay que decir, sin embargo, que Dios no necesita de la adoración de los humanos. Si ni un solo ser humano adorara a Dios, ello no disminuiría Su gloria en modo alguno; y si toda la humanidad Lo adorara, ello no aumentaría Su gloria en modo alguno. Nosotros, la humanidad, necesitamos la comodidad y la seguridad de adorar a Dios.

 

9. Convertirte al Islam permite que todos los aspectos de tu vida sean un acto de adoración.

La religión del Islam fue revelada para beneficio de toda la humanidad, que existirá hasta el Día del Juicio. Es una forma de vida completa, no algo que solo se practica los fines de semana o en festivales anuales. La relación del creyente con Dios es las veinticuatro horas del día, siete días a la semana. No se detiene y comienza. A través de Su infinita misericordia, Dios nos ha proporcionado un enfoque holístico de la vida, uno que cubre todos los aspectos, espiritual, emocional y físico. Él no nos ha dejado solos para que tropecemos en la oscuridad, sino que nos ha dado el Corán, un libro guía. También nos ha dado las tradiciones auténticas del Profeta Muhammad que explican y amplían la guía del Corán.

El Islam cumple y equilibra nuestras necesidades físicas y espirituales. Este sistema, diseñado por el Creador para Su creación, no solo espera un elevado estándar de comportamiento, moral y ética, sino también busca que cada acto humano sea transformado en adoración. De hecho, Dios ordena a los creyentes que dediquen sus vidas a Él.

{Diles: Mi oración, mi ofrenda, mi vida y mi muerte pertenecen a Dios, Señor del universo.} (Corán 6:162)

 

10. La conversión al Islam hace armoniosas todas las relaciones.

Dios sabe lo que es mejor para Su creación. Él tiene completo conocimiento de la psique humana. En consecuencia, el Islam define con claridad los derechos y responsabilidades que tenemos hacia Dios, nuestros padres, cónyuges, hijos, parientes, vecinos, etc. Esto pone orden en el caos, armonía en la confusión, y remplaza la fricción y el conflicto con paz. Convertirte al Islam te permite enfrentar cualquier situación con confianza. El Islam es capaz de guiarnos en todos los aspectos de la vida: espiritual, familiar, social, empresarial…

Cuando cumplimos con nuestra obligación de honrar y obedecer a Dios, automáticamente adquirimos todas las costumbres y los altos estándares de moral que el Islam exige. Convertirte al Islam significa someterte a la voluntad de Dios, y ello implica honrar y respetar los derechos de la humanidad, de todas las criaturas vivas, e incluso del medio ambiente. Debemos conocer a Dios y someternos a Él para tomar las decisiones que sean de Su agrado.

En conclusión, uno de los beneficios de convertirte al Islam es que hace de cada uno de tus días una delicia. No importa qué circunstancias encuentre un musulmán, está seguro o segura en el conocimiento de que nada en este universo ocurre sin el permiso de Dios. Las pruebas, las dificultades y los triunfos, son todos buenos, y si los enfrentas con plena confianza en Dios, te llevarán a una conclusión feliz y a un contento real. El Profeta Muhammad dijo:

-          “¡Los asuntos del creyente son realmente sorprendentes! Todos son para su beneficio. Si se le concede la facilidad, es agradecido, y esto es bueno para él. Y si se ve afligido con una dificultad, persevera, y esto es bueno para él” [Sahih Muslim].

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message