|      |   

Alabado Sea Allah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Allah, y que Muhammad es Su siervo y mensajero.

Allah, Exaltado Sea, Ha preparado el Paraíso para los virtuosos como una recompensa por su virtud y obediencia a Él, y lo Ha creado con Sus propias Manos; ciertamente, Él es el Único que otorga sin límites, es el Más Generoso y es la fuente de todos los favores. Y aun así nos ocupamos en este mundo con esta vida trivial y nos olvidamos de lo que Allah Ha establecido como recompensa para la obediencia; y así las buenas obras han disminuido, y los sacrificios y el esfuerzo se han reducido.

Si tan sólo la gente se recordasen unos a otros lo que Allah tiene reservado para ellos si se mantienen sinceros en sus intenciones, si Lo obedecen y rechazan las cosas mundanales, excepto lo poco que necesitan para sobrevivir, entonces la mayoría de sus acciones serían realizadas exclusivamente para obtener la recompensa en la otra vida. Indudablemente, un musulmán necesita ser recordado, de vez en cuando, sobre la otra vida, el Paraíso y el Infierno. Allah no nos ha informado sobre el Paraíso y lo que contiene, excepto para motivar nuestras almas a buscar ser de sus moradores.

El Paraíso tiene maravillas, sobre las cuales nuestro Señor y Su Mensajero nos han hablado; una de ellas es que los habitantes del Paraíso identificarán sus moradas tan pronto como entren en él, aun cuando nunca las hayan visto. Dice Allah (lo que se interpreta en español):

{…y a quien caiga en la batalla por la causa de Allah, Él no dejará de recompensar ninguna de sus obras. Allah guiará a quienes combatan [por Su causa] y hará que prosperen. Y les introducirá en el Paraíso que les ha descrito.} [Corán 47:4-6]

Muyahid, que Allah le Dé Su perdón, comentó:

“Los habitantes del Paraíso serán guiados a sus lugares de residencia sin ningún error, como si hubiesen vivido en ellos desde que que nacieron; Allah Hará que sus moradores los conozcan, sin que necesiten de guía o búsqueda, y se dirigirán directamente a ellas”.

También, el Profeta dijo:

“Juro por Allah que la gente reconocerá sus moradas (en el Paraíso) más de lo que uno de ellos conocía su casa en esta vida”.

Veamos la recompensa de Allah:

Desde el momento en que ellos pongan un pie en el Paraíso, reconocerán sus moradas inmediatamente, porque El Misericordiosos habrá implantado este conocimiento en sus corazones, a pesar de que ellos apenas estén entrando.

La estructura de las residencias es también algo impresionante, ya que el Profeta sostuvo que estarán hechas de:

“…un ladrillo de oro y otro de plata, y que esos ladrillos estarán unidos por almizcle que posee un fuerte aroma. Las piedras sobre el suelo son de perlas huecas y corindón, y el piso de azafrán”.

Más aún, él relató:

“Mientras estaba caminando en el Paraíso, crucé un río con dos cúpulas en ambos bancos hechos de perlas huecas, así que le pregunté a Yibril:

‘¿Qué es este río?’

Él respondió:

‘Este es Al Kawzar, es un río que Allah te ha concedido’.

Subsecuentemente, golpeó el suelo con su mano y sacó un puñado de él, el cual estaba hecho de almizcle”.

Los eruditos sostienen que su tierra es de dos tipos: de almizcle y azafrán; mientras que otros dicen que el suelo está compuesto de almizcle y la tierra de azafrán.

Si los siervos creyentes se abstienen de las prohibiciones en esta vida, Allah los recompensará con algo superior en la otra vida; así, si ellos evitan usar utensilios de oro y plata en esta vida, Allah los recompensará con platos y copas de oro en el Paraíso. Dice Allah (lo que se interpreta en español):

{Y rondarán entre ellos jóvenes [sirvientes] con vasijas de plata y copas cristalinas, moldeadas en plata con la forma que a ellos les plazca.} [Corán 76:15-16]

¿Alguna vez has visto o escuchado de una copa hecha de plata pura, la cual es tan transparente que parece de cristal? Algo así no existe en esta vida, pero existirá en el Paraíso. Más aún, los residentes del Paraíso tendrán platos y contenedores de oro, en los cuales todas las diferentes clases de comida serán servidas.

También, cuando los creyentes renuncian a usar seda en esta vida, ella se convertirá en parte de sus prendas de vestir en el Paraíso, como una recompensa para ambos, hombre y mujeres, ya que Allah Dice (lo que se interpreta en español):

{Les retribuirá con el Paraíso y con vestimentas de seda por haber tenido paciencia.} [Corán 76:12]

De la misma manera, cuando ellos se abstienen de usar oro y seda en esta vida, serán adornados con esto como recompensa en el Paraíso. Allah Dice (lo que se interpreta en español):

{Ingresarán por ello en los Jardines del Edén, allí serán engalanados con brazaletes de oro y perlas, y sus vestiduras serán de seda.} [Corán 35:33].

El Profeta dijo:

“Si el brazalete de un hombre de los moradores del Paraíso apareciera en este mundo, su brillo opacaría la radiación del sol, así como el sol elimina la luz de las estrellas cuando se levanta”.

Se debe realizar la ablución apropiadamente y lavar cada parte que debe ser limpiada correctamente, incluso durante el invierno, porque el Profeta dijo:

“La vestimenta del creyente (en el Paraíso) alcanzará tanto como el agua de su ablución alcance”; esto significa que su vestimenta cubrirá su cuerpo tanto como haya sido humedecido por el agua con la que hace la ablución.

Se reportó que el Profeta informó:

“El Corán vendrá ante una persona el Día de la Resurrección después de que salga de su tumba, en la forma de un hombre, y le preguntará:

‘¿Me conoces?’

Él responderá:

‘No te conozco’.

Entonces, él (el Corán) dirá:

‘Yo soy quien te hizo tener sed durante los días de calor (mientras estabas ayunando voluntariamente) e hice que te cansaras en las largas noches cuando estabas levantado (rezando las oraciones voluntarias de la noche); de hecho, cada comerciante adquirirá los frutos de su comercio’.

Por lo tanto, se le entregará su registro en su mano derecha y la corona de la dignidad será colocada sobre su cabeza. Sus padres serán adornados por dos vestimentas que son mejores que todo lo que existe en esta vida; ellos preguntarán:

‘¿Cómo adquirimos esta ropa?’

Se les informará:

‘Esto es porque vuestro hijo ha memorizado el Corán en la vida’.

Él (el hombre) entonces será instruido:

‘Recita y elévate en los rangos del Paraíso’; y continuará ascendiendo tanto como continúe recitando”. [Ahmad]

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message