|      |   

 Los asociadores de nuestro tiempo cometen un tipo de asociación más grave que los asociadores de la época del Profeta; puesto que los primeros asociaban a Allah –exaltado sea– en momentos de facilidad y le abandonaban en momentos de dificultad, mientras que los asociadores de nuestro tiempo siempre asocian, tanto en momentos de calamidad y en momentos de tranquilidad.

La prueba para esto es el dicho de Allah –exaltado sea–:

 فَإِذَا رَكِبُوا۟ فِى ٱلْفُلْكِ دَعَوُا۟ ٱللَّهَ مُخْلِصِينَ لَهُ ٱلدِّينَ فَلَمَّا نَجَّىٰهُمْ إِلَى ٱلْبَرِّ إِذَا هُمْ يُشْرِكُونَ

{Cuando se embarcan [y son azotados por una tempestad] invocan a Allah con sinceridad [reconociendo que sólo Él debe ser adorado], pero cuando les ponemos a salvo llevándoles a tierra, Le atribuyen copartícipes [nuevamente].} (29:65)

 Las referencias a los asociadores en el texto coránico son muchas:

 هُوَ ٱلَّذِى يُسَيِّرُكُمْ فِى ٱلْبَرِّ وَٱلْبَحْرِ حَتَّىٰٓ إِذَا كُنتُمْ فِى ٱلْفُلْكِ وَجَرَيْنَ بِهِم بِرِيحٍ طَيِّبَةٍ وَفَرِحُوا۟ بِهَا جَآءَتْهَا رِيحٌ عَاصِفٌ وَجَآءَهُمُ ٱلْمَوْجُ مِن كُلِّ مَكَانٍ وَظَنُّوٓا۟ أَنَّهُمْ أُحِيطَ بِهِمْ دَعَوُا۟ ٱللَّهَ مُخْلِصِينَ لَهُ ٱلدِّينَ لَئِنْ أَنجَيْتَنَا مِنْ هَٰذِهِۦ لَنَكُونَنَّ مِنَ ٱلشَّٰكِرِينَ

 {Él es Quien hizo posible que transitaseis por la tierra y por el mar. Y cuando os encontráis en los barcos y navegáis con buenos vientos os contentáis por ello. Mas si os sacude una fuerte tormenta golpeándoos las olas por todos lados y pensáis que no tenéis salvación, entonces invocáis a Allah con toda sinceridad diciendo: Si nos salvas de ésta nos contaremos entre los agradecidos.} (10:22)

 وَإِذَا مَسَّكُمُ ٱلضُّرُّ فِى ٱلْبَحْرِ ضَلَّ مَن تَدْعُونَ إِلَّآ إِيَّاهُ فَلَمَّا نَجَّىٰكُمْ إِلَى ٱلْبَرِّ أَعْرَضْتُمْ وَكَانَ ٱلْإِنسَٰنُ كَفُورًا

 {Y cuando os alcanza una desgracia en el mar os dais cuenta que cuanto invocabais fuera de Allah no puede salvaros, y que sólo Allah es Quien puede hacerlo. Pero cuando os salva llevándoos a tierra firme os alejáis de Él, pues el ser humano es ingrato.} (17:67) 

Mientras que los asociadores e incrédulos en nuestra época adoran, por ejemplo, a sus gobernantes, dirigentes o lideres a pesar de ser corruptos. 

Así como los innovadores, los falsos místicos y los adoradores de tumbas y de ídolos, los asociadores dicen utilizar sus ídolos como medios para acercarse a Allah –exaltado sea–, que Allah –exaltado sea– nos libre y aleje de tal corrupción tal como decía el Profeta Abraham:

 رَبِّ إِنَّهُنَّ أَضْلَلْنَ كَثِيرًا مِّنَ ٱلنَّاسِ فَمَن تَبِعَنِى فَإِنَّهُۥ مِنِّى وَمَنْ عَصَانِى فَإِنَّكَ غَفُورٌ رَّحِيمٌ

 {¡Oh, Señor mío! Por cierto que [Satanás indujo a Tus siervos a su adoración, y] a través de ellos muchos de los hombres se extraviaron. Todo aquel que me siga [en la fe monoteísta] será de los míos, y quien rechace el Mensaje [haz con él lo que quieras]. Tú eres Absolvedor, Misericordioso.} (14:36)

Los asociadores en su “adoración” tienen una relación incorrecta respecto a la intercesión. Allah –exaltado sea– ha revelado su Libro, en el cual se encuentra la mejor explicación de Sus nombres y atributos, entre ellos el de ser el Creador, quien está por encima de Sus creaciones y al cual se someten todas ellas.

وَلَئِن سَأَلْتَهُم مَّنْ خَلَقَهُمْ لَيَقُولُنَّ ٱللَّهُ فَأَنَّىٰ يُؤْفَكُونَ

{Y si les preguntas [¡Oh, Muhammad!] quién los ha creado, te responderán: ¡Allah! ¿Cómo entonces se descarrían?} (43:87)

Así es que los asociadores tenían claro la existencia de Allah –exaltado sea– y su capacidad de crear, proveer y dar la vida y la muerte, aun así, decían adorarlo a través de sus divinidades, las personas piadosas, los Profetas o los ángeles pues mediante ellos buscaban acercarse, con la excusa, aún presente en nuestros tiempos, de la necesidad de un intermediario para pedir a Allah –exaltado sea– e interceder ante Allah –exaltado sea–.

Y la prueba contra la intercesión es el dicho de Allah –exaltado sea–:

 وَيَعْبُدُونَ مِن دُونِ ٱللَّهِ مَا لَا يَضُرُّهُمْ وَلَا يَنفَعُهُمْ وَيَقُولُونَ هَٰٓؤُلَآءِ شُفَعَٰٓؤُنَا عِندَ ٱللَّهِ قُلْ أَتُنَبِّـُٔونَ ٱللَّهَ بِمَا لَا يَعْلَمُ فِى ٱلسَّمَٰوَٰتِ وَلَا فِى ٱلْأَرْضِ سُبْحَٰنَهُۥ وَتَعَٰلَىٰ عَمَّا يُشْرِكُونَ

{Adoran en vez de Allah lo que no puede perjudicarles ni beneficiarles en nada, y dicen: Éstos son nuestros intercesores ante Allah. Diles: ¿Acaso pretendéis informarle a Allah algo que suceda en los cielos o en la Tierra que Él no sepa? ¡Glorificado sea! Él está por encima de lo que Le asocian.} (10:18)

 Los asociadores han dicho que sus intercesores son para acercarse a Allah –exaltado sea–, pero no poseen pruebas de que ello sea posible, sus palabras no son más que opiniones y creencias heredadas, por ello se les pregunta, si es que pueden tener más conocimiento de aquel que todo lo conoce: por ejemplo, conoce lo que hacen los hombres, lo que piensan y lo que pretenden hacer, nadie puede esconder sus pensamientos del Creador –exaltado sea–.

 Inclusive los asociadores reconocen que a quienes llaman santos u hombres virtuosos, “adorados” después de su muerte no tienen la capacidad de hacer daño alguno en la situación en que se encuentran, pero aun así buscan que intercedan por ellos ante Allah –exaltado sea–. Por ello pedimos que Allah –exaltado sea– nos permita comprender y nos aleje de tal desvío a todos.  

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message