|      |   

Evidencias sobre la importancia de la unión en la sociedad islámica.

La esencia del Islam es la Paz, por ello es uno de sus significados lingüísticos además de ser el saludo oficial con el que todo musulmán recibe a otro musulmán. Y para que dicha Paz sea posible en la sociedad, es necesaria la unión entre aquellos que la conforman y alejarse de las divergencias que conducen a la separación y que acarrean graves conflictos que se acaban traduciendo en aquello que destroza la armonía y estabilidad sin las cuales no se puede vivir en seguridad.

El mejor ejemplo de ello lo encontramos en la vida del Profeta del Islam y, por ende, el Profeta de la Paz , quien con su ilustre ejemplo reflejó fielmente los nobles principios del Islam con los que fue enviado para que la humanidad pudiese vivir en armonía y encontrar esa ansiada felicidad.

Dijo el Imam As-Shawkani (1250 H):

“Si nos fijamos en la vida del Mensajero de Allah caeremos en la cuenta de que gran parte de su mensaje (por no decir, prácticamente todo su mensaje) se basaba en enseñar y aconsejar a la gente a que faciliten los asuntos y no los compliquen, a que albricien y no espanten, pues solía decir :

“Facilitad y no compliquéis, albriciad y no espantéis”

También aconsejaba con mucha frecuencia la misericordia mutua en el trato y la unión en todos los asuntos, advirtiendo al mismo tiempo sobre las nefastas consecuencias de la separación y las discrepancias, ya que en la unión y la misericordia entre los miembros de la sociedad hay protección para los intereses comunes y prevención contra los perjuicios, pues la separación y las discrepancias son el origen de lo contrario” (Adab At-Talib wa Muntaha´ al arab, pág 188)

Por ello vemos que lo que está sucediendo en la actualidad en el mundo, de forma general, y en las sociedades islámicas de forma específica, es debido al alejamiento de las enseñanzas con las que vino el Mensajero de Allah o en la mala interpretación que se le ha dado a los textos sagrados, pues han sido interpretados desde la ignorancia o desde los deseos propios intentando adaptarlos a los intereses personales de unos pocos, cuando en verdad deben ser interpretados desde el conocimiento correcto y eso solo se puede conseguir acudiendo a aquellos que son conocidos como “los herederos de los Profetas”, nuestros distinguidos sabios.

Dijo Allah, Alabado y Enaltecido sea, lo que se interpreta en español como:

يا أَيُّهَا الَّذِينَ آمَنُوا اتَّقُوا اللَّهَ حَقَّ تُقَاتِهِ وَلاَ تَمُوتُنَّ إِلاَّ وَأَنتُم مُّسْلِمُونَ}  

                وَاعْتَصِمُوا بِحَبْلِ اللَّهِ جَمِيعاً وَلاَ تَفَرَّقُوا وَاذْكُرُوا نِعْمَتَ اللَّهِ عَلَيْكُمْ إِذْ كُنتُمْ أَعْدَاءً فَأَلَّفَ بَيْنَ قُلُوبِكُمْ فَأَصْبَحْتُم بِنِعْمَتِهِ إِخْوَاناً وَكُنتُمْ عَلَى شَفَا حُفْرَةٍ مِّنَ النَّارِ فَأَنقَذَكُم مِّنْهَا كَذَلِكَ يُبَيِّنُ اللَّهُ لَكُمْ آيَاتِهِ لَعَلَّكُمْ تَهْتَدُونَ  

                وَلْتَكُن مِّنكُمْ أُمَّةٌ يَدْعُونَ إِلَى الخَيْرِ وَيَأْمُرُونَ بِالمَعْرُوفِ وَيَنْهَوْنَ عَنِ المُنكَرِ وَأُوْلَئِكَ هُمُ المُفْلِحُونَ  

                {وَلاَ تَكُونُوا كَالَّذِينَ تَفَرَّقُوا وَاخْتَلَفُوا مِنْ بَعْدِ مَا جَاءَهُمُ البَيِّنَاتُ وَأُوْلَئِكَ لَهُمْ عَذَابٌ عَظِيمٌ

{¡Creyentes! Temed a Allah con el temor que Le es debido y no muráis sino como musulmanes. Aferraos al pacto de Allah, todos juntos, sin dividiros. Recordad la gracia que Allah os dispensó cuando erais enemigos: reconcilió vuestros corazones y, por Su gracia, os transformasteis en hermanos; estabais al borde de un abismo de fuego y os libró de él. Así os explica Allah Sus signos. Quizás, así, seáis bien dirigidos. ¡Que constituyáis una comunidad que llame al bien, ordenando lo que está bien y prohibiendo lo que está mal! Quienes obren así serán los que prosperen. ¡No seáis como quienes, después de haber recibido las pruebas claras, se dividieron y discreparon! Esos tales tendrán un castigo terrible.} (3:102-105)

Debe quedar claro que el Mensaje con el que vino el Profeta Muhammad , el mensaje del Islam, el Mensaje de la armonía y la estabilidad, es un mensaje dirigido a toda la humanidad y no solo a los árabes como muchos equivocadamente piensan, y éste noble mensaje, el Sagrado Corán, es un mensaje que abroga los libros sagrados revelados anteriormente: la Tora a Moisés, los Salmos a David y el Evangelio a Jesús, la Paz y las Bendiciones de Allah sean con todos ellos.

Dijo Allah, Alabado y Enaltecido Sea, lo que se interpreta en español como:

 

قُلْ يَا أَيُّهَا النَّاسُ إِنِّي رَسُولُ اللَّهِ إِلَيْكُمْ جَمِيعاً

  {Di: “¡Hombres Yo soy el Enviado de Allah a todos vosotros…”} (7:158)

Y también:

وَمَا أَرْسَلْنَاكَ إِلاَّ رَحْمَةً لِّلْعَالَمِينَ

{Y no te hemos enviado (¡oh Muhammad!) sino como misericordia para los mundos} (21: 107)

Pero el ser humano, tanto el creyente como el que se niega a creer, se dejan cegar por el ego y las estrategias de Shaytán, y por ello se alejan de la esencia del Noble Mensaje del Islam y se pierden a sí mismo, y al mismo tiempo, perjudican con sus actos al resto de la humanidad, pues la sociedad se construye y se fortifica con la participación y el esfuerzo de todo miembro, pero cuando cada cual actúa según sus pasiones y deseos, buscando beneficiarse a sí mismo y sin importarle lo que pueda eso suponer para los demás, el resultado es la desintegración de la sociedad, la pérdida de valores y la ausencia de la seguridad.

Pedimos a Allah que Nos Proteja de todo ello y que Nos Mantenga unidos en pro de una sociedad ejemplar. Amín.

 

Yamal Hassan

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message