|      |   

En segundo lugar:

Al reflexionar sobre los hadices antes citados, encontramos que las palabras se refieren solo a grupos de personas que se dirigirán hacia el estanque del Profeta para beber, pero los ángeles los empujarán para atrás. El Profeta los llamará, diciendo palabras como “mi ummah” o “mis compañeros” (ashaabi o usayhaabi). Esta variación en las palabras no es contradictoria; más bien se debe entender que se refiere a las personas a las que se refieren estas palabras, y podemos resumir a estas personas [que serán empujadas lejos del estanque] de la siguiente manera:

1. Aquellos que apostataron del Islam después de la muerte del Profeta , y se habían hecho musulmanes durante su vida y lo habían visto cuando eran musulmanes.

2. Aquellos que apostataron del Islam al final de la vida del Profeta, pero él no era consciente de su incredulidad.

3. Hipócritas que aparentemente parecían ser musulmanes, pero ocultaban incredulidad en sus corazones.

4. Seguidores de caprichos y deseos que cambiaron la Sunnah y las enseñanzas del Profeta , como los Raafidis y jariyitas.

5. Algunos eruditos incluyen entre estas personas a quienes cometieron pecados mayores. Hay evidencia de la Sunnah para apoyar esta visión. El Imam Ahmad narró en su Musnad (9/514) que Ibn 'Umar dijo:

El Mensajero de Allah dijo:

“Habrá gobernantes que te dirán que hagas lo que no hacen ellos mismos. Quien crea y confirme sus mentiras, y los ayude en su maldad, no es de mí y yo no soy de él, y nunca llegará a mí en el estanque”. Clasificados como sahih en al-Musnad.

La frase “mi ummah (ummati)” en los hadices es aplicable a los números 4 y 5. La frase “mis compañeros (as-haabi o usayhaabi)” es aplicable a los primeros tres grupos.

Lo que indica que son parte de su ummah es el hecho de que los reconocerá por las huellas de la ablución en sus caras y extremidades, que es una marca exclusiva de esta ummah. El Profeta los reconocerá por sus atributos generales, no individualmente, porque vinieron después de que él se había ido.

Lo que indica que los hipócritas están incluidos en la frase “mis compañeros (as-haabi)” es el hecho de que el Profeta dijo [cuando algunos de los Sahabah sugirieron matar a los hipócritas, y él se negó a hacerlo]:

“Para que la gente no diga que está matando a sus compañeros (as-haabahu)”. Narrado por al-Bujari (3518). Este es el puro sentido lingüístico de compañerismo; no significa que merecen el honor de ser llamados compañeros del Profeta, porque la definición del término técnico Sahabi [compañero del Profeta] no es aplicable a estas personas.

 

Mencionaré algunos comentarios académicos sobre estos hadices:

1. An-Nawawi (que Allah tenga piedad de él) dijo al comentar sobre el hadiz:

Esto es algo sobre lo que los eruditos difieren en cuanto a lo que se quiere decir. Hay varias opiniones, como las siguientes:

i. Que se refiere a los hipócritas y apóstatas. Pueden ser reunidos (en el Día de la Resurrección) con las huellas de la ablución en sus caras y extremidades, por lo que el Profeta los llamará por la marca que está sobre ellos, pero se dirá:

“Estas personas no se encuentran entre aquellos sobre quienes te fue dada la promesa, porque cambiaron después de que te fuiste, es decir, no murieron como musulmanes, aunque parecían ser musulmanes”.

 

ii. Que se refiere a aquellos que eran musulmanes en el tiempo del Profeta , y apostataron después de que él había muerto, por lo que el Profeta los llamará, incluso si no hay rastros de wudu' en ellos, porque él los conoció como musulmanes durante su vida. Pero se dirá: “Ellos apostataron después de que te fuiste”.

 

iii. Que se refiere a personas que cometieron pecados, incluidos pecados mayores, pero murieron creyendo en el Tawhid, y fueron seguidores de la innovación (bid'ah), cuya innovación no los sacó fuera de los límites del Islam.

Sharh Muslim (3/136, 137).

 

2. Al-Hafid Ibn Hayar (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Al-Khattaabi dijo:

Ninguno de los Sahabah apostató; más bien, los que apostataron fueron algunos de los árabes beduinos y de corazón duro, que no eran conocidos por hacer ningún esfuerzo para apoyar la religión. Su apostasía no socava el estado de los bien conocidos Sahabah. La frase “mis compañeros [usayhaabi, que es una forma diminutiva de la palabra]” indica que son pocos en número.

Fath al-Baari (11/385).

 

3. El Sheij 'Abd al-Qaadir al-Baghdadi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

Ahl as-Sunnah está unánimemente de acuerdo en que aquellos que apostataron después de la muerte del Profeta de las tribus de Kindah, Hanifah, Fazaarah, Banu Asad y Banu Bakr ibn Wa'il no estuvieron entre los Ansar o los Mujayirín que emigraron antes de la conquista de Meca; más bien, los textos dan el título de Mujayirín a aquellos que emigraron para unirse al Profeta antes de la conquista de La Meca. Ellos, alabado sea Allah, se mantuvieron firmes en adherirse a la verdadera religión y el camino recto.

Ahl as-Sunnah concuerda en que aquellos que estuvieron presentes con el Mensajero de Allah en Badr estarán entre la gente del Paraíso; lo mismo es cierto de aquellos que estuvieron presentes con él en Bay'at ar-Radwaan en al-Hudaybiyah.

Al-Farq bayna al-Firaq (página 353).

 

4. Ash-Shaatibi (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Lo que parece ser el caso es que ellos se incluirán en el medio de esta ummah, debido a los signos que tendrán sobre ellos [en el Día de la Resurrección], es decir, las huellas de la ablución en sus caras y extremidades, porque ese signo no puede estar presente en personas que son totalmente incrédulas, ya sea que hayan sido originalmente incrédulos (y permanecieron así) o apóstatas (del Islam), y debido a las palabras “cambiaron después de que te fuiste”. Si eso se refería a la incredulidad, él habría dicho: “ellos descreyeron después de que te fuiste”. La interpretación más probable es que lo que se quiera decir es el alejarse de la Sunnah, que es aplicable a los seguidores de la innovación. Con respecto a aquellos que sugirieron que se refiere a la hipocresía, eso cae dentro de los parámetros de lo que estamos diciendo, porque los hipócritas hicieron deberes religiosos por medio de la simulación, no por medio de la adoración, entonces cumplieron con obligaciones religiosas de una manera no apropiada, que es exactamente en lo que consiste la innovación.

Esto es aplicable a cualquiera que siga la Sunnah y la ponga en práctica como un medio para acumular ganancias mundanas —y no como un medio de adorar a Allah, Exaltado sea, y de acercarse a Él— porque eso es jugar con la Sunnah y practicarla de una manera contraria a las enseñanzas islámicas.

Al-I‘tisaam (1/96).

 

5. Al-Qurtubi (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Nuestros eruditos (que Allah tenga piedad de todos ellos) dijeron:

Todos los que apostataron de la religión de Allah, o introdujeron en ella algo con lo que Allah no está complacido y para lo cual no dio permiso, estarán entre los que serán alejados del estanque. Aquellos que serán apartados más duramente son aquellos que difirieron del cuerpo principal (yamaa'ah) de los musulmanes y se alejaron de su camino, como los Jariyitas y los Raafidis de varios grupos, y los Mu'tazilah que siguieron diferentes caprichos y deseos. Todas estas personas introdujeron cambios. Lo mismo se aplica a los malhechores que llegaron a los extremos al cometer injusticia y opresión, y trataron de reprimir la verdad, matando y humillando a la gente de la verdad, así como a aquellos que cometieron pecados mayores abiertamente, tomando el asunto del pecado a la ligera, y grupos que se alejaron y siguieron sus caprichos, deseos e innovaciones.

Además, pueden ser alejados por un tiempo y que luego se les permita acercarse, después de haber sido perdonados, si el problema tiene que ver con malas acciones y no con asuntos de fe ('aqidah). Basado en esta suposición, este grupo será conocido a la luz del wudu', entonces se dirá: “Fuera con ellos”. Pero si estuvieran entre los hipócritas que vivieron en el tiempo del Mensajero de Allah , que hicieron una demostración externa de fe aunque interiormente no creían, serán tomados como lo que parecen ser, luego su verdadera naturaleza quedará expuesta, y se dirá: “¡Fuera, fuera con ellos!” Nadie permanecerá para siempre en el infierno excepto un incrédulo, un negador (de la verdad) y un seguidor de la falsedad en cuyo corazón no había de fe ni siquiera el peso de una semilla de mostaza.

At-Tadhkirah fi Ahwaal al-Mawtaa wa'd-Daar al-Aakhirah (página 352).

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message