|      |   

La fe, en el Islam, es el reconocimiento libre y consciente de este testimonio: “nada ni nadie merece ser adorado sino Allah y Muḥammad es su Profeta”.

La fe surge desde el corazón del creyente y se expresa en las obras que realiza, por ello la fe crece mediante la obediencia al Creador y disminuye con los pecados cometidos, así pues la fe crece y decrece; aumenta con sus actos de obediencia y de la misma manera, la fe disminuye a medida que el siervo es negligente con los actos de adoración y se pierde con pecados mayores como la idolatría, la asociación y la incredulidad.

 

La fe se expresa al alabar, agradecer y pedir por nuestras necesidades al Creador, también se evidencia en acciones como el realizar el bien a los demás y el evitar y prohibir los actos dañinos propios y ajenos.

 

La fe se mueve en el corazón del creyente que tiene seguridad en la existencia, unidad y poder de Allah sobre toda su creación; el creyente musulmán cree con certeza y conocimiento en los nombres y atributos divinos y en la necesidad de adorar únicamente a Allah sin asociado alguno.

 

Por último, la fe se expresa en las acciones del creyente mediante ritos como la oración, el ayuno, la peregrinación y las obras virtuosas con sus vecinos, padres y personas cercanas o lejanas.

 

Julio César (Profeabuismail)

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message