|      |   

 

 

El romper los lazos familiares hoy en día es algo habitual, donde mucha gente ha caído en esto y continúan como si se tratase de algo insignificante. Es por ello que debido a su importancia me pareció adecuado el aclarar algunos de sus motivos, para que así nos alejemos de ellos, son muchos y he aquí algunos a continuación:

1.- La ignorancia del infortunio que implica romper los lazos familiares ya sea a corto y largo plazo.

Puede ser que se sepa acerca de la prohibición de una manera general, pero sin saber lo peligroso que es, ni saber su final que merecería para esta y la próxima vida, desestimando así este acto, sin darle la grandeza debida; y así, permanecer en ello.

2.- La ignorancia en saber su favor, tanto su buen merecido en esta vida y la próxima.

3.- La envidia.

Esto es lo que sucedió con los hijos de Adam –la paz sea con él- Caín y Abel:

Su alma lo predispuso para matar a su hermano y lo mató, convirtiéndose en uno de los perdidos.

Corán 5:30.

Por lo tanto, la envidia lo llevó a romper su lazo familiar, desobedecer a sus padres, matando a la persona más cercana a él, el que mejor compañía le otorgaría, y quien más lo defendería.

También la envidia fue lo que llevó a  los hermanos de Yusuf a arrojarlo al fondo de un pozo, mintiendo de actos que él no cometió, desobedeciendo a sus padres y cortando sus lazos con él.

Cuantos problemas, disputas, intrigas y enemistades acontecen entre familiares debido a la envidia, y mayormente cuando alguien se distingue entre ellos debido a su conocimiento, dinero, o aceptación entre la gente, llevando esto a que su fe se debilite por lo que encuentran de bien en su familiar, viendo como otros lo respetan y lo quieren por lo que se distingue entre ellos y es la razón de la envidia, empezando a tramar contra él y ver la manera de cómo poder perjudicarlo. 

Dijo Abu Darda –que Alá esté complacido de él- “En la Torah está escrito: ‘La mayor envidia de la gente hacia un sabio y quienes más lo oprime son sus cercanos y vecinos…”[1]

De esta manera un hombre puede ser envidiado por su hermano, primo inclusive más que la gente ajena a él, es esta razón la que llevó a la gente de Quraish tener envidia del Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- y se dijo sobre ellos:

¿Cómo puede ser que, de entre nosotros, se le haya hecho descender el recuerdo a Él?

Corán 38:8.

Lucharon contra él y lo despreciaron a través de la envidia y el odio, aún teniendo el honor que tenía, aunque se hayan islamizado los árabes y extranjeros.

 

Un hombre le dijo a Sa´id bin Al’As: “Te quiero por Alá” Y le dijo: ¿Y por qué no me quieres, si no soy tu vecino ni tu primo…?

Y acostumbraba decir: “La envida se encuentra entre los vecinos y la enemistad entre los familiares.”

4.- Dar importancia a las difamaciones.

¿Cuántas relaciones familiares no se han acabado, corazones lastimados y casas perjudicado por gente que anda transmitiendo difamaciones? Gente que se apresura en dañar los lazos de parentesco, quienes dividen a los que se quieren, que sólo siguen lo que hacen los demás, siendo las personas más perjudicables las que son dos caras: quien llega con una persona de una manera y se muestra ante los demás diferente, transmitiendo palabras entre las dos para hacer daño, pudiendo inventar algo que ni siquiera haya dicho alguien, reuniendo entre la calumnia y la difamación.

Dijo Iahya Bin Kazir: “Quien difama y el mentiroso en una hora puede perjudicar lo que un mago no puede en un año.” Bahyatu Al Mayalis 1/403.

Se dice: “Quien anda con la calumnia perjudica más que los actos de Satán, porque Satán susurra, y quien calumnia lo hace mostrando personalidades diferentes.” [i]

Dijo Abu Hamed Al Gazali: “Dijo Al-Hassan: ‘Quien difama a alguien enfrente de ti, te difama a ti.’”[ii] Siendo esto una seña para que el difamador sea una persona no agradable y no se confíe en él, ni en sus actos como en sus dichos, y cómo no sería así si no para de mentir, odiar, traicionar, tener envidia e hipocresía, perjudicando entre la gente y corrompiendo aquello que Alá ha mandado fortalecer:

Sólo la habrá contra los que abusen de los hombres y se excedan en la Tierra sin derecho; esos tendrán un castigo doloroso.

Corán 42:42.

Si el difamador tuviera algo de juicio; este le detendría de hacer mal con sus calumnias y detendría sus intrigas.

Dicen algunos sabios:[iii]  “Aceptar la difamación[iv] es peor que sí misma”, porque la difamación es una indicación solamente, pero el que alguien lo acepte y lo permita. Es por esto que no seas difamador, porque si deberá fuera veraz en sus palabras se lamentaría de ello, pues no cubre el aura ni el honor de los demás.

Un hombre entró a donde estaba ‘Umar bin ‘Abdul ‘Aziz, y le dijo algo sobre otra persona, entonces le dijo ‘Umar: “Si quieres analizamos tu asunto, en dado caso que seas un mentiroso; formarías parte de esta aleya: Si alguien, que no es digno de confianza, les llega con una noticia, asegúrense… Corán 49:6 y si fueras de los veraces; entonces formarías parte de esta: Pero no obedezcas a un vil jurador, difamador que extiende la maledicencia… Corán 68:11. Y si quieres te disculpamos.” Entonces dijo: “Las disculpas ¡oh Emir de los Creyentes!” y no volveré a ello… [v]

Y que mejores palabras que las del ‘Asha:

Quien obedece al chismoso no le quedarán amigos aún así sean cercanos.[vi]

Y otras palabras:

Si el chismoso daño a uno de tus amigos un día; no dejes a tus amigos por las palabras de un chismoso.[vii]

Los sabios clarifican la situación sobre quien llega una persona y le dice “Fulano ha dicho de ti esto…”:

 

Primero:

No dar veracidad al asunto, porque el difamador es un perverso, y a él no se le acepta su testimonio, dice la palabra de Alá:

¡Vosotros que creéis! Si alguien, que no es digno de confianza, os llega con una noticia, aseguraos antes; no vaya a ser que, por ignorancia, causéis daño a alguien y tengáis, luego que arrepentiros de lo que hicisteis.

Corán 49:6.

Segundo:

Prohibirle que siga haciendo eso, aconsejarlo y demostrarle lo malo de su acto, ya que la prohibición sobre algo que no es permitido es obligatorio.

Tercero:

Desentenderse de él por Alá el Altísimo, ya que Alá se desentiende de alguien así y nos es obligatorio de desentendernos de quien Alá se desentiende de ellos.

Cuarto:

No conjeturar sobre tu hermano no presente algo malo, por la palabra del Altísimo:

¡Vosostro que creeís! Abandonad mucho de las suposiciones. Es cierto que algunas de ellas son delito.

Corán 49:12.

Quinto:

Lo que te digan no debe de llevarte a espiar y estar buscando para asegurarte, cumpliendo con las palabras:

Y no espíes…

49:12.

Sexto:

No te dejes caer al nivel del difamador, contando a otros lo que él vino a contarte, porque serías también tu un calumniador y así harías lo que le llegaste a prohibir.[viii]

 

5.- La Soberbia

Hay gente que debido a lo débil de su religión e ignorancia de su realidad como persona si llega a un buen puesto, o llega a tener muchos bienes, o se distingue por su apariencia; entra a la soberbia y se hunde en ella, se ve por encima de sus familiares, creyendo que el que merece ser visitado es él, por encima de los demás.

6.- La tacañería y avaricia

Entre los hombres hay quienes oprimen a sus familiares a través de la avaricia, o acabándose su dinero en balde, como estando encargado de una herencia, o de algunos menores y malgastando su dinero, traicionando la confianza que se depositó en ellos.

El Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- dijo: “¡Ay de ustedes con la avaricia! Porque eso acabó con los anteriores a ustedes, los llevó a ser tacaños y lo fueron, los llevó a oprimir y oprimieron, los llevó a romper los lazos y lo hicieron.”[ix]

O puede ser de otra manera, cuando Alá le ha extendido su provisión, poniéndolo a prueba con la acumulación de bienes y riqueza, teniendo familiares necesitados, entonces es avaro con ellos, aun así teniendo estos gran necesidad de él, es más siendo merecedores del Zakat obligatorio, y si llegara a darles algo; lo invalida echándoselos en cara y humillándolos enfrente de demás familiares sobre si le dio esto o el otro.  

Y si de los bienes no haces algo bueno, los utilizas para ayudar a un familiar, para unir lazos familiares o buscas con ello una recompensa; entonces sólo será para que lo heredes o algún imprevisto, y quien se apresure a hacer el bien; verá su recompensa por ello:

Que bellas las palabras del poeta:

Estos días no son sino un préstamo,

Así que acrecienta todo lo bueno que hagas,

Porque no sabes en que tierra fallecerás,

Ni lo que Alá ha destinado para ti…[x]

Si es que Alá quiere el bien para Si siervo; hace que el pueda solucionar las necesidades de la gente, y sobre quien la bendición de Alá se incrementa; aumentará la unión de la gente a él, y si las lleva a cabo como debe de ser; entonces habrá sido agradecido y la habrá protegido, pero si no ha sido de tal manera, y no le da los derechos correspondientes a cada quien, abrumándolo la pesadez y la monotonía; entonces esa bendición le será quitada, y será presa de los chismes. Dijo el Profeta –que la paz y la misericordia de Alá sean con él-:

“Es cierto que Alá bendice a Sus siervos con la bendición de beneficiar a la gente, y los permanece en ella siempre y cuando no la cambien, porque si dejan de hacerlo; se las quita, otorgándosela a otros.” [xi]

De Ibn Abbas –que Alá esté complacido de él- dijo que el Mensajero de Alá –que la paz y la misericordia de Alá sean con él- dijo:

“No hay alguna bendición que Alá conceda a Su siervo, que después haga que los hombres necesiten algo de él, y se fastidie, habiendo despreciando esta bendición y le será quitada.”[xii]

La persona avara no es querido por cercanos ni extraños, viviendo la vida mundana como pobre, pero siendo juzgado en el Día del Levantamiento como lo serán los adinerados.

Por lo tanto no seas una tristeza para los demás si Alá te ha bendecido, y has de saber que la fineza en la vida no perdura, y que los problemas y desgracias no son específicas de un solo pueblo, que la Rendición de Cuentas en la próxima vida será difícil, el desamparar a un creyente es algo peligroso, ¿Y cómo sería si se tratara de un familiar musulmán? Que tiene el derecho del Islam y el de ser familiar, siendo su derecho y la obligación que se tiene con él mayor.

Si es que se te ha concedido hacer el bien con tus bienes, ayudar al necesitado, busca que sea realmente con sinceridad, buscando la faz de Alá, protegiendo el honor de los demás y de tus hermanos musulmanes, dice el Altísimo:

Una palabra conveniente y perdón, es mejor que una limosna acompañada de agravio. Alá es Rico e Indulgente.

Corán 2:263.

Dijo Ibn Abbas –que Alá esté complacido con él-: “La bondad es la cosecha más distinguida y el mejor tesoro, que no se completa sino con 3 asuntos: apresurándolo, no engrandeciéndolo, y ocultándolo. Porque quien lo apresura le hace feliz, quien no lo engrandece humillando a los demás con él; eso lo hace grandioso, y quien lo oculta; hará que éste sea completo.”

Pero quien sigue a su bondad de agravio y echarlo en cara, ha perdido su recompensa, haciéndola inválida, humilla a su hermano, pierde su cariño, su agradecimiento y las súplicas que haría por él.

Dijo el poeta:

Eche a perder con el agravio la bondad realizada,

Pues no es Noble quien se presenta como Bondadoso

Este modal se pudiera alcanzar, al saber que el bien que se realiza en verdad es un derecho de su familiar, que Alá ha puesto en sus manos el camino para la purificación de su dinero y de su alma, elevándolo así en grados tanto en esta vida como en la otra.

7.- Atrasar la repartición de la herencia

Puede ser que entre los familiares haya una herencia que no se ha dividido, ya sea por negligencia, por no requerirla algunos de ellos o porque hay ignorancia en otros o cualquiera de las razones.

Puede ser que entre ellos haya pobres y necesitados, quienes anhelan la repartición y su parte correspondiente, aumentan los chismes, los malos pensamientos, las enemistades y conflictos, los problemas y el rompimiento de los lazos familiares y hermandad.[xiii]

La herencia es un derecho para el heredero cuando fallece quien hereda, por ende no se les debe de retener, ni retrasar su repartición, a excepto de una excusa obvia o un beneficio claro.

8.- La poca paciencia, y debilidad del ser en soportar los perjuicios.

Hay personas que son muy sensibles, pensando que los demás tendrían que ser perfectos y libres de errores, de ignorancia y omisión, por lo tanto si ven algo que no les guste de ellos, o que no les agrade, inmediatamente dejan de hablarle y cortan los lazos con él.

Muchos problemas y conflictos suceden en las familias que duran durante años por palabras fuera de lugar, por un error que no fue a propósito, o un gasto en que se pudiera interpretar de dos maneras, ya sea para bien o para mal.

Lo que deben de hacer los familiares en conjunto es pasar por alto los errores, perdonar los defectos, tratar de disminuir las causas de conflictos. Debe de existir buen pensamiento de los demás, abrir nuestros corazones, esforzarse en los entendimientos mutuos, alejarse de las discrepancias, haciendo las cosas fáciles entre ellos, tratar de fomentar el cariño entre los dos, queriendo lo mismo para el otro, y tratándolo de la misma manera.

9.- El ocuparse sólo de esta vida mundana.

Esto pasa cuando hay personas que sólo se fijan en la vida mundanal pasando todos los años de su vida en su búsqueda, sin encontrar tiempo para sus familiares y por lo tanto no cumplir con el derecho que tienen con ellos.

10.- Lejanía de la distancia y dificultad de realizar un viaje para fomentar la unión y la visita familiar.

Para quienes tienen estas dificultades y no pueden visitar a sus familiares debido a la distancia, tienen la opción de escribirles y llamarles por teléfono, ayudándoles con dinero, darles regalos, participar con ellos en sus sentimientos, suplicar por ellos, y así sentirán que se encuentran más cercanos, si es que puede ocuparse de algunas de sus necesidades esto formará parte de la bondad aun así se encuentren a largas distancias.

11.- Divorcio entre familiares

El que exista divorcio entre una pareja que forma parte de la familia es la razón para que puedan alejarse y romper los lazos, por lo mismo algunos sabios desaconsejan este tipo de matrimonios.

12.- Celos injustificados contra algunos miembros de la familia

Hay quienes son probados con familiares que sólo quieren la atención para ellos en especial, o quienes empiezan a sembrar discordia entre las parejas porque ya no les dedican el tiempo que antes lo hacían, o quienes quieren que nadie comparta tiempo con su pareja ya sea que la esposa no quiere que nadie pase el tiempo con su esposo sino ella o viceversa, prohibiendo que visiten y que los visiten, llegando así a cortar estos lazos familiares.

Lo que deben de hacer es darle su derecho a cada quien como corresponde; sin oprimir a su pareja y dar lo merecido a cada quien.



[1] Bahyatu Al Mayalis 2/776.



[i]Tanbih Al Gafilin 1/185 Al Kabair de Dahabi pág 162.

 

[ii] Ihya Ulum Ad-Din 3/153.

[iii] BAhyatu al Mayalis 1/403

[iv] El término en árabe es Siaiah.

[v] Ihya Ulum Ad-Din 3/153.

 

[vi] Diwan al Asha pag 9

[vii] Ihya Ulum Ad-Din 3/152.

[viii] Tanbih Al Gafilin 1/187

[ix] Qaiah Rahm 14.t

[x] Bahyatu AL mayalis 1/307.

[xi] Tabarani en Muyam Al Ausat 5162. Hadiz Hassan por Al ALbani en Yami Saguir.

[xii] Tbarani en Muyam Al Ausat 7529.

[xiii] Qatiah Arahm 17.

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message