|      |   

 

Resolver los desacuerdos y lograr la reconciliación entre las personas es una de las mejores obras en Ramadán, y aun  mayor es su recompensa y es un acto que es amado por Alá el Todopoderoso. Una persona se puede sorprender y le puede parecer difícil  de creer al leer acerca de la gran gracia que Alá ha concedido debido a  la reconciliación y que se menciona en Su Libro y la Sunnah de Su Profeta (paz y bendiciones de Alá sean con él).

 

El Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:

 

"Escuchen, les diré algo más importante en grados que la oración (salah), ayuno (sawm) y la caridad (sadaqah)" Los compañeros le solicitaron hacerlo. Él dijo: "Mantengan las buenas relaciones esforzándose en dar lo mejor, las malas relaciones son Haaliqah (Esto significa que son destructivas).".

 

Este significado se aclaró también en otro hadiz del Profeta, (la paz y bendiciones sean con él), en el que, el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), dijo: "La enfermedad de la envidia y el odio de las naciones anteriores, se han introducido en ustedes, esto es Haaliqah. Yo no digo que esto daña el cabello, sino que daña la religión (es decir, destruye la religión). "Esto significa que esta enfermedad anula los actos de obediencia y las buenas obras, y también es de entre las malas acciones que hacen nulas las buenas obras.

 

La persona puede mantener constantemente las oraciones obligatorias y tener una buena oportunidad de llevar a cabo la oración nocturna opcional (tahayyud), o puede observar un ayuno voluntario, recitar el Sagrado Corán y recordar a Alá, el Todopoderoso y así sucesivamente, pero si él es negligente en el trato amable con sus padres, familiares y vecinos. Por lo tanto, motiva la ruptura de relaciones, creando odio y la discordia entre él y la gente. De hecho, anulando las buenas obras que hace, pierde y elimina sus buenas acciones y todos los actos de obediencia, ya sea que se dé cuenta o no.

 

La importancia de mantener buenas relaciones:

 

El Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) dijo: "Por Aquél en cuyas manos está mi alma, que ustedes no entrarán en el Paraíso hasta que crean! (se refiere a la creencia obligatoria perfecta) No vas a creer hasta que se amen unos a otros. Os encomiendo una cosa si se adhieren a ella, ustedes se amaran unos a otros. Esparzan el saludo de paz (salam) entre vosotros. "

 

Estos hadices y similares indican muy claramente que la discordia, el odio, la enemistad, la ruptura de las relaciones, la ingratitud para con los padres son de una de las mayores transgresiones. Son consideradas como grandes prohibiciones, como pecados y actos abominables, horrendos y que anulan las buenas acciones y los beneficios de los actos de obediencia. Este es un asunto que cada musulmán debe tener en cuenta a fin de que esto sea un motivo en nosotros para mantener las relaciones, mantener los derechos de las personas, en particular los padres, parientes y amigos, vecinos y aquellos cuyos derechos son más ciertos que otros.

 

Es bien sabido que el amor del musulmán por su hermano y el desear el bien para él como él lo desea para sí mismo y odiar a un acto de maldad para su hermano como él lo odia por sí mismo, son de entre los actos obligatorios más tradicionales, los actos más queridos por Alá, el Todopoderoso. Si la discordia, el odio y la ruptura de las relaciones toman lugar, el amor  se torna en enemistad y en lugar desear el bien para esa persona, se le desea el mal y se espera que las tribulaciones de las calamidades sean sobre él, esto es contrario a la verdad, y contrario al objetivo detrás de la creación de hombre. El Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) dijo: "No es admisible que un musulmán permanezca distanciado en  las relaciones con su hermano por más de tres noches (se refiere del hermano musulmán que no es su pariente, vecino o amigo), de aquellos que se vuelven en sentidos opuestos cuando se encuentran, el mejor de los dos es el que es el primero en conceder el saludo".

 

En consecuencia, el primero en dar el saludo es el más amado por Alá, el Todopoderoso. La ruptura de relaciones y el odio entristecen el alma, preocupan los corazones, perturban y amargan la vida, sobre todo si se trata de familiares.

 

Las malas acciones hacia los familiares son más dolorosas para el alma que las punzadas de espadas hechas de acero.

 

Es de destacar que la gravedad de la discordia da razones para grandes recompensas que el Islam concede para la reparación de la discordia, ya que elimina un acto abominable y horrible que Alá, el Todopoderoso odia. Alá ama la felicidad para sus siervos, familiarizados con los demás y les concede éxito en su vida. Esto es contrario a lo que el Satanás (Shaytan) desea para los siervos de Alá, debido a que él es quien quiere afligir a los creyentes. En este sentido, Alá dice (lo que significa): {"Realmente las habladurías en secreto proceden de  Satanás (Shaytan) para entristecer a los que creen, pero éste no les causará ningún daño, si no es con el permiso de Alá. En Alá se abandonan los creyentes. (10)..."} [Al-Muyádilah: 10]. Por lo tanto, la discordia es por el deseo de Satanás (Shaytan)  para los siervos de Alá. Por lo tanto, el que practica la ruptura de las relaciones injustamente, él, entonces, sirve a Satanás y se opone al deseo de Alá para Sus siervos.

 

Alá, exaltado sea Él, dice (lo que significa): {" Muchas de sus conversaciones secretas no encierran ningún bien. Pero no es así quien manda dar con generosidad, actuar según lo reconocido o reconciliar a los hombres. A quien haga esto, buscando el beneplácito de Alá, le daremos una recompensa enorme...."} [An-Nisaa’: 144].

 

Este versículo es glorioso. La gente hoy en día hablan demasiado y sus reuniones son numerosas. Pasan largas horas en conversaciones vanas y ociosas. En algunas de estas conversaciones, no faltan, las palabras falsas, pecadoras, y también llega a suscitarse la violación de la honra de las personas. Por lo tanto, Alá dice que no hay nada bueno en la mayoría de estas reuniones y consejos secretos, ya que no implican el ordenar con palabras el bien o prohibir el mal, o expresan consejo útil. "En cuanto al dicho de Alá: {".Pero no es así quien manda dar con generosidad, actuar según lo reconocido o reconciliar a los hombres. "Quiere decir invitar a la bondad, que incluye todos los dichos y las acciones que Alá ha ordenado, aquello que es obligatorio o recomendable. Estas palabras del Corán " o reconciliar a los hombres. A quien haga esto, buscando el beneplácito de Alá, le daremos una recompensa enorme”. La reconciliación entre las personas es el mayor bien, Alá destaca por su importancia y la urgente necesidad de ella.

 

En consecuencia, este gran verso insta a las personas para exhortar sus esfuerzos y hacer la reconciliación entre las personas, y prohibir en última instancia con mayor razón aquello que causa la enemistad y la discordia entre los siervos de Alá. En consecuencia, los musulmanes deben temer a Alá con respecto a sí mismos, y, en consecuencia, debe dedicarse a no ser la causa de la ruptura de relaciones y la discordia con sus hermanos musulmanes, en particular con aquellos que tienen más derechos como los padres, parientes, vecinos, compañeros y compañeros de clase o compañeros de trabajo. En primer lugar, este verso le prohíbe distanciar las relaciones y la discordia con sus hermanos musulmanes. En segundo lugar, se le pide reparar la discordia, es decir ser un abridor de la bondad y el cierre de la maldad. ¿Cuántas casas han sido destruidas y desunidas, debido a la discordia, y cómo muchos cónyuges se divorciaron o cómo muchos cónyuges estaban a punto de separarse el uno del otro con el divorcio, pero fueron salvados por una persona a quien Alá envió como un reconciliador entre ellos. Logró un equilibrio, una palabra amable, la persuasión, la equidad y el asesoramiento en la reunificación de ellos. ¡Cuántas rupturas de las relaciones y la discordia se produjeron entre familiares y compañeros a causa de un error que debe ser pasado por alto, de conformidad con lo que Alá nos ha ordenado en relación con mantener buenas relaciones con la gente, tratarlos con amabilidad y el preservar sus derechos. Alá quiera enviar a un reconciliador que les recuerde las malas consecuencias de la ruptura de relaciones, quien les reúna a través de una palabra amable o quien gaste parte de su dinero con el fin de lograr esta reconciliación.

 

La reconciliación es mejor

 

Lo que se ha mencionado sobre  la reconciliación entre las personas en el siguiente verso (aleya) (lo que significa): {" Y si una mujer teme que su marido incumpla el deber conyugal o la rehúya, no hay falta para ambos si llegan a un acuerdo de reconciliación*. La reconciliación es un bien…"}.  (4-128) especialmente estas palabras {"... y la reconciliación es mejor..."} Decisiones del Corán que deben ser tomadas en consideración. La ley de Alá sobre su creación establece que cada hombre es responsable consciente de sí mismo respecto a sus puntos de vista, concepciones, juicios sobre las cosas que le rodean, temperamento, deseos, lo que a él le gusta y le disgusta. En este mundo, es casi imposible encontrar dos personas que tengan las mismas características. Alá dice: {"... Sin embargo no dejarán de ser contrarios unos a otros. A excepción de aquel a quien tu Señor le conceda misericordia} [Hud: 118-119].

 

Al mismo tiempo, el hombre es por naturaleza una persona social y que no puede vivir solo. Él no puede por sí solo cocinar su comida, hacer su ropa, construir su casa y hacerse su medicina. Alá, exaltado sea Él, ha subyugado a las personas entre sí.

 

La gente del desierto y las ciudades son siervos el uno del otro a pesar de que no lo perciben.

 

Este significado es evidente en el dicho de Alá (lo que significa): {"... Nosotros distribuimos entre ellos su sustento en la vida de este mundo, y hemos elevado a algunos de ellos por encima de otros en grados, de forma que algunos de ellos puedan tener sujeción sobre otros ..."}. Es la misericordia de Alá que Él subyugó a la gente entre sí. El hombre ama la cordialidad y también ama a la gente que le ama, respeta y preserva su honor. De acuerdo con estas dos leyes de Alá sobre su creación, es evidente que el hombre debe dejar de lado algunos de sus deseos y necesidades debido a su compañera de vida, debido a un pariente, cónyuge, compañero o vecino para que la vida entre usted y él se pueda mantener en el camino correcto. También, la persona debe adaptarse, a la diferencia de temperamentos e inclinaciones, para soportar la mayor parte de los errores y equivocaciones que suceden entre las personas, en particular aquellos con los que tiene que tratar y mezclarse mucho, como esposa, hijos, padres, compañeros de clase y compañeros de trabajo. Se sabe que errar es algo humano, las personas se equivocan con respecto al derecho que les concede el Señor de los mundos, si bien es el más grande de todos los derechos. Por el contrario, la persona racional y piadosa puede ser afectada por un desastre u olvido o descuido, y, en consecuencia, una palabra ofensiva o el comportamiento incontrolado puede ocurrir involuntariamente de él convertirse en una calamidad, aflicción u opresión, y posteriormente esta persona ofrece disculpas a la otra parte. Por lo tanto, la otra parte no debe insistir en castigarlo con la deserción y la ruptura de relaciones. El Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) ha aclarado que si hay un abandono, no debe exceder de tres días. Y si te ofrecen el saludo después de los tres días y no le devuelves el saludo, usted cometería un pecado. El Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) dijo: "Ni la envidia enfermiza, ni el odio, rompen (los vínculos de parentesco), y sean hermanos y siervos de Alá". La hermandad obliga aguantar los deslices y errores que se producen en particular, de aquellos que se aman y que no se emiten en forma deliberada por envidia o el odio. En otro hadiz, que ha sido autenticado por Al-Albani, el Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) dijo: "Quien sostiene una diferencia entre él y su hermano musulmán durante más de tres días, él estará en el fuego del Infierno." Por lo tanto, quien quisiera soportar este castigo?

 

Otro Hadith nos indica el horror de la discordia y la deserción como sigue: "Las puertas del Paraíso se abren los lunes y jueves, así que Alá perdona a todos los siervos que no asociaron ningún coparticipe con él, excepto aquel que tiene una disputa entre él y su hermano musulmán. Luego Alá dirá: "Posponer a estas dos personas hasta que se reúnan". "Por lo tanto, a quien ha de complacerle  esforzarse hasta obtener cansancio durante toda la semana, y sus buenas obras no son elevadas a los cielos y aceptadas debido a la pelea y el odio que hay entre él y su / esposa, los padres, uno de sus hijos, parientes o vecinos?

 

El Profeta, (la paz y bendiciones de Alá sean con él), también dijo: "La gente se preserva  en la bondad en la medida en que no envidie a los demás." Si se envidian entre sí, estas bondades y favores les son quitados. Esto es lo que sucede en algunas casas en las que la necedad y la debilidad de la religión se han expandido. Por lo tanto, se encuentra al marido y a la esposa en diferentes rincones de la casa, así como sus hijos esperan la oportunidad de hacerse daño entre sí. En una casa como ésta, los Ángeles de la misericordia la abandonan y los demonios toman su lugar.

 

Lo que también indica la importancia de la reconciliación es que Alá Todopoderoso ha prescrito la ruptura de un juramento por el bien de la reconciliación entre las personas. Alá dice (lo que significa): {"No hagáis de Alá un pretexto que os impida hacer el bien, porque lo hayáis jurado por Él*, temedle y poned paz entre los hombres. Alá es Quien oye y Quien sabe. ..."}. (2-224)  Es decir, si usted juró dejarle de hablar a su padre y su hermano, o entrar en sus casas, Alá dice: " No hagáis de Alá un pretexto que os impida hacer el bien y la reconciliación entre las personas, y romper su juramento." Este significado se ha explicado en el Profeta (la paz y bendiciones de Alá sean con él) cuando dijo: ". ¡Por Alá, yo he realizado un juramento, pero cuando me encuentro con que hay algo que es mejor que ello , yo expió mi juramento y hago lo que es mejor"

 

Mentir es admisible en el caso de la reconciliación

 

Se sabe que mentir es considerado un grave pecado y conduce al fuego. A pesar de ello, Alá ha permitido mentir en aras de la reconciliación y la apremiante necesidad que causa esto. Umm Kulthum Bint `Uqbah narró que escuchó del Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) que él ha dicho:". El mentiroso no es aquel que logra la reconciliación entre las personas, y que transmite o conlleva el bien"

 

Por ejemplo, el conciliador le dice a uno de los que se encuentran en discusión, yo me he sentado con esta persona y me ha mencionado esto y lo otro. Él le elogió y lo mencionó con toda bondad, y él quiere que se reúnan.

 

Umm Kulthum, dijo que nunca había escuchado del Profeta, (la paz y las bendiciones sean con él) permitir expresar una mentira, excepto en tres cuestiones. Él, la paz y las bendiciones sean con él, solía decir: ". Yo no considero mentiroso a un hombre que logra la reconciliación entre las personas. Él que pronuncia palabras, y no persigue, sino la reconciliación; un hombre en el caso de una guerra; y el marido que habla con cordialidad a su esposa y las conversaciones de la mujer a su marido"

 

Esto demuestra que la reconciliación es uno de los mayores actos obligatorios. En consecuencia, es imposible abandonar un acto obligatorio, como la veracidad, salvo por lo que es más obligatorio como la reconciliación.

 

Los campos para conciliar la discordia

 

La reconciliación es realizada entre las partes contendientes, individuos o grupos, musulmanes o no musulmanes, siempre y cuando se lleve a la bondad. Se hace entre los dos esposos, hermanos, tribus e incluso los dos estados.

 

El Profeta, la paz y las bendiciones sean con él, dijo: "La mejor de las caridades es hacer la reconciliación entre las personas." [Al-Albani considerado Hasan (bueno) Hadith y es reportado por Al-Tabarani y otros]

 

Por otra parte, Anas, que Alá esté complacido con él, narró que el Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él) le dijo a Abu Ayyub al-Ansari: "¿Queréis que os diga sobre un negocio que le agrada a tu Señor, Él dijo:" Sí. "Él, la paz y las bendiciones sean con él, dijo:" Hacer la reconciliación entre las personas y la reparación de sus corazones si están desiertos”.

 

Si esta es la recompensa del reconciliador, entonces, ¿cómo es el castigo del que hace la discordia y la enemistad entre las personas que se aman a través de contar mentiras, chismes y calumnias? En este sentido, el Profeta, (la paz y las bendiciones de Alá sean con él), dijo: "El calumniador no será admitido en el Paraíso." Él, la paz y las bendiciones sean con él, dijo: "Vas a encontrar al más malvado de entre la gente es aquel que tiene dos caras (es decir, hipócrita) Se trata de una persona que da una cara y llega a otra persona con otra cara." Esto verdaderamente se opone a la voluntad de Alá, el Todopoderoso para con sus siervos, que es amarnos unos a otros y hacer la reconciliación entre ellos.

 

(El artículo está basado en la charla del Dr. Al-Fawzan en Daleel TV.)

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message