|      |   

Una gran mujer, Jadiyah bintu Juailid   II

 

Todas las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero.

Ciertamente las mejores palabras son el Libro de Allah, la mejor guía es la guía de Mujámmad y los peores asuntos son las innovaciones. Todo invento en la religión es una innovación, y toda innovación es perdición y toda perdición lleva al Fuego.

¿Quieren conocer a una mujer que haya caminado sobre esta tierra y que sea hoy de los moradores del Paraíso? Esa es Jadiyah.

En una oportunidad el ángel Gabriel se presentó ante el Profeta  y le dijo: “¡Albricia a Jadiyah que tendrá una morada en el Paraíso de brocados, donde vivirá sin ruidos ni molestias!”.

Jadiyah sufrió junto a su esposo el boicot que los incrédulos de La Meca impusieron a los musulmanes, y en especial a la familia del Profeta. Este aislamiento terrible duró tres años, durante los cuales padecieron toda clase de necesidad. Esto debilitó la salud Jadiyah llevándola a la muerte, tres años antes de la Emigración de los musulmanes de La Meca a Medina. Ella fue enterrada en lo alto de una montaña en La Meca, junto a sus familiares y fue el Mensajero de Allah  quien la introdujo en la tumba con sus propias manos.

Al-Bujari y Muslim registraron que el Profeta  solía decir: “María Bint ‘Imran (la madre de Jesús) fue la mejor mujer de su época y Jadiyah Bint Juailid fue la mejor mujer de su época”.

Muslim registró que cada vez que el Profeta  sacrificaba un animal decía: “Lleven algo de carne a los familiares y amigos de Jadiyah, ya que fui bendecido por Allah con su amor”. Y en otra narración dijo: “Yo amo hoy a quienes ella amaba”. Este es sólo un ejemplo de cómo el Profeta  honraba a su fallecida esposa.

Ahmad transmitió que Aishah dijo que cada vez que Jadiyah era mencionada el Profeta  la elogiaba. Cierto día, llevada por los celos le dije: ¿Por qué la recuerdas tanto? si Allah te ha concedido en su lugar alguien mejor. Pero el Profeta  le dijo: “Allah no me ha concedido alguien mejor que ella, ella es incomparable, pues tuvo fe en mi cuando la gente no lo hizo, me creyó cuando la gente me desmentía, me apoyó con sus bienes cuando la gente me cerró sus puertas, y Allah me concedió hijos con ella”. Así honraba el Profeta  el recuerdo de su esposa, compañera y admiradora.

Hermanos y hermanas, sigamos el ejemplo de Jadiyah que se mantuvo firme en la fe, fue paciente, desapegada de los bienes materiales a pesar de poseer grandes riquezas, apoyó y socorrió en todo momento al Profeta  en su causa para difundir el Islam, lo trató siempre con amor y educó a sus hijos con dedicación y esmero.

Así era Jadiyah, quien nos llena de orgullo y dignidad al saber que es nuestra madre, la madre de los creyentes.

Súplicas finales

Hermanos y hermanas, pidan paz y bendiciones por el Profeta Mujámmad, tal como Dios lo menciona en el Corán:

“Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. (Corán 33:56)

¡Oh Allah! Concede bendiciones y paz a nuestro Profeta Mujámmad, a sus familiares, a todos sus discípulos y a quienes sigan su guía de buena manera hasta el Día del Juicio. ¡Oh Allah! Da tu complacencia a todos los discípulos de Tu Mensajero, de quienes fueron destacados Abu Baker, Omar, ‘Uzman y ‘Ali. Complácete también con todos los seguidores de estas nobles personas, quienes siguen su guía hasta el Día del ajuste de cuentas, y con nosotros los presentes, pues Tú eres en verdad el más Clemente.

¡Oh Allah! Enaltece y dignifica al Islam y a los musulmanes, protégenos del mal de nuestros detractores, y líbranos de los problemas del encarecimiento de los productos, la propagación de enfermedades, de la usura y el interés monetario, del adulterio y la fornicación, de los terremotos, de las dificultades y las tribulaciones, y de la perversión y corrupción oculta y evidente.

¡Oh Allah! Perdónanos y perdona a nuestros hermanos creyentes que ya fallecieron, y no hagas que en nuestro corazón se encierre el desprecio y el odio por los que han creído en Ti como se debe. Tú eres el más Bondadoso y Misericordioso.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message