|      |   

Observar los actos de adoración obligatorios (Faraid).

No los descuides y hazlos de la mejor manera. Si tienes algunas dudas, pregunta a la gente de conocimiento. Realiza tantas obras buenas y virtuosas como sea posible. Si alguien más puede hacerlas por ti en tu nombre, también eso es aceptable. Ten cuidado de cualquier práctica que no sea lícita, especialmente aquellas que van contra nuestra fe, como sacrificar animales a los ídolos, usar amuletos, buscar refugio en los genios o consultar a los brujos.

Si eres físicamente capaz, trata de ocupar tu tiempo en cosas beneficiosas como la lectura. Encuentra actividades que disfrutes y que te distraigan de tu enfermedad y preocupaciones.

 

Recuerda siempre que tu fe puede hacer milagros.

No subestimes los efectos de la confianza en Allah. Existen muchos incidentes que han demostrado que lo imposible se hace posible por el poder de la fe.

Aunque la cura para algunas enfermedades está fuera de nuestro alcance y depende solamente de Allah, aún podemos hacer algo para ayudar a quienes están sufriendo. Es lamentable que muchas veces menospreciemos el impacto que podemos tener sobre otros, especialmente para aquellos que están enfermos. Simplemente una  sonrisa o una historia graciosa para hacer reír a alguien y que olvide sus problemas por un momento, es algo que puede ser recordado por años, porque esto tiene un impacto y hace la diferencia. ¿Cuántas veces nosotros mismos hemos experimentado un impacto en nuestras vidas cuando alguien nos visita o nos da una llamada, justo cuando estábamos atravesando por un mal momento? La mayoría de nosotros nunca olvidará a esa persona que se tomó un tiempo para pensar en nosotros, y siempre lo recordaremos con cariño porque –sin saberlo– trajo algo de luz a nuestros días oscuros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message