|      |   

Otro texto en el que basan sus intrigas es aquel registrado por el Imam Al Baihaqui, que Allah lo tenga en Su misericordia, de ‘Aun ibn Abdullah de su padre, que dijo:

“No murió el Profeta Muhammad (la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) hasta que escribió –en otra versión: hasta que leyó y escribió–”.

En respuesta a este alegato decimos que todo mundo concuerda con que este Hadiz es Da’if (débil). El mismo Al Baihaqui dijo:

“Este Hadiz es Munqati’ (que no hay conexión en su cadena de transmisión); además, de las personas que lo transmitieron hay quienes son considerados como gente de transmisión de los hadices débiles y otros son unos desconocidos”.

El Imam At-Tabarani, que Allah lo tenga en Su misericordia, dijo respecto a este Hadiz:

“Este hadiz es Munkar (una de las clases del Da’if)”.

Abu ‘Uqail, que Allah lo tenga en Su misericordia, dijo:

“Es Da’if”.

Y el Imam As-Suyuti, que Allah lo tenga en Su misericordia, lo contaba dentro de los Mawdu’at (inventados).

 

Otra de sus tretas la encontramos en la fraudulenta forma en que narran el acontecimiento en el que se menciona que uno de los sabios de los judíos le preguntó a Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él:

-          “¿El Profeta (la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) escribió algo con su mano?”

Y que él dijo:

-          “Quise decir que sí, pero temí que Abu Sufian me desmintiera y dijera lo contrario, así que le respondí: no, no escribe”.

Entonces el sabio de los judíos dio un salto, tiró su manto y dijo:

-          “Es el fin de los judíos”.

Esta es una forma descarada de mentir, es un fraude evidente, que se descubre con tan solo volver a la historia original, misma que se encuentra registrada por Al Baihaqui en su libro “Dala’il An-Nubuwah” y también fue mencionada por Ibn Kazir, que Allah lo tenga en Su misericordia, en su libro: “Al Bidayah Wan-Nihayah”. Encontramos en este relato, en su forma original:

“Preguntó el sabio judío:

-          ‘¿Escribió con su mano?’.

Ibn Abbas dijo:

-          ‘Pensé, si él escribiera sería mejor, por lo que quise responder que sí; pero recordé que allí estaba Abu Sufian, quien al darse cuenta de que estaba inventado me desmentiría y diría lo que es correcto; así que respondí: no, no escribe’.

Entonces el sabio de los judíos dio un salto, tiró su manto y dijo:

-          ‘Es el fin de los judíos’”.

De esta forma queda demostrado que el Profeta Muhammad (la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él) era reconocido por su analfabetismo, característica que era una señal misma de su profecía.

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message