|      |   

Un hermano se lamenta diciendo: Muchos días se me pasa el rezo del Fayr, no lo rezo a su tiempo  salvo algunas excepciones, en la mayoría de veces cuando me despierto ya ha salido el sol, o en el mejor de los casos se me ha pasado el rezo en congregación. Intenté despertarme pero sin éxito, ¿cuál es la solución a este problema?

Respuesta: Todas las alabanzas son para Allah. 

Respecto al tema planteado, su solución se encuentra en dos aspectos, el primero se basa en el conocimiento, y el segundo en la práctica.

El aspecto del conocimiento, se puede visualizar a través de estos dos puntos:

Que el musulmán conozca y sea consciente de la importancia y la magnitud de la oración del Fayr para Allah, ensalzado sea, El profeta (la paz y bendiciones de Allah sean con él) dice: " Aquél que rece el fayr en congregación, es como si hubiese rezado toda la noche" (Relatado por Muslim) 

Que el musulmán sea consciente de la gravedad  de perder la oración del fayr. Esto lo demuestra el hadiz antes mencionado y también el que dice: " Los hipócritas no encuentran oración más pesada que la del fayer y la del Isha’a; si supiesen sus beneficios, ellos vendrían a ellas aún si tuvieran que arrastrarse (sobre sus rodillas). (Relatado por Muslim) 

Mientras que en el aspecto meramente práctico, entre algunas de las cosas que pueden facilitar el despertarse, destacamos lo siguiente: 

 

1. Dormir temprano. Un hadiz auténtico recoge que el profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, desaconsejaba dormir antes del rezo del Isha´a y quedarse despierto después  hablando sobre cosas banales. El musulmán no debe dormir antes de rezar el Isha´a, y según lo constatado, la mayoría de aquellos que duermen sin antes haberla rezado, pasan el resto de la noche perezosos y en un estado parecido al de los enfermos. Tampoco se debe estar de cháchara después del rezo del Isha´a, los sabios dicen que es desaconsejable ya que conlleva a la posibilidad de trasnochar, lo que puede hacer que el sueño tardío le impida a uno levantarse a realizar el rezo del Fayr en su tiempo permitido o en el prioritario.

 

2. Procurar estar en estado de pureza y leer los recuerdos recomendados antes de dormir, esto ayuda a levantarse para el rezo del Fayr.

 

3. Sinceridad en la intención y decisión firme de levantarse para el rezo del fayr. Aquel que duerme deseando que no suene el despertador, es obvio que le cueste despertarse teniendo esta mala intención.

 

4. Invocar a Allah inmediatamente tras despertarse. Hay personas que pueden despertarse en un primer momento pero luego vuelven a dormirse. Pero si uno se apresura y recuerda a Allah nada más despertarse se desata un nudo de los nudos de Satanás, y esto lo ayuda a levantarse; cuando hace la ablución se completa la firme decisión y se aleja Satanás; cuando reza lo frustra.  Así la balanza de buenas acciones se hace más pesada y él pasa a ser activo y de buena disposición y ganas.

 

5. Apoyarse en la familia y las personas virtuosas para poder levantarse para el rezo, aconsejarse mutuamente, Esto entra dentro de lo que Allah describe:

 

(1)¡Por el Tiempo! 

 

(2)Que es cierto que el hombre está en pérdida. 

 

(3)Pero no así los que creen, llevan a cabo las acciones de bien, se encomiendan la verdad y se encomiendan la paciencia.”  (Sura del Tiempo (103) )

El musulmán debe recordar a su esposa que le despierte para el rezo, y que le insista en ello, aunque esté cansado.  Que los padres ayuden a los hijos, que no diga el padre: no, pobrecitos están de exámenes, voy a dejarles dormir. No debe decir eso e incluirlo dentro de la misericordia paterna hacia los hijos, la verdadera misericordia y preocupación por ellos está en despertarles para que obedezcan a Allah.

Al igual que hay que ayudarse y aconsejarse entre la familia  para el rezo del fayr, debe haber lo mismo entre los hermanos por Allah, como los estudiantes universitarios que viven en residencias cercanas, o los vecinos, que el vecino toque la puerta de su vecino para despertarle a rezar y ayudarle en la obediencia a Allah.

 

6. Que el siervo pida a su Señor, a Allah, que le ayude para despertarse y poder rezar en congregación. La súplica es una de las más grandes e importantes causas de éxito.

 

7. Utilizar medios que ayuden a despertarse, como el reloj despertador, ponerlo en un lugar adecuado. Hay gente que lo pone muy cerca de su cabeza, una vez que suena lo apaga y sigue durmiendo. Una persona así debería ponerlo un poco más lejos, para sentirlo y despertarse. También se puede utilizar el móvil. El musulmán no debe escatimar en gastos a la hora de localizar aquello que más le pueda beneficiar y ayudar para despertarse.

 

8. Salpicar (rociar) con agua el rostro del durmiente, al igual que se narró en el hadiz, donde el profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, alaba al hombre que se levanta durante la noche a rezar y levanta a su esposa, y si se niega, él humedece el rostro de ella  con un poco de agua, al igual que alaba a la mujer que hace lo mismo con su marido.

Salpicar con agua es un método válido para despertar a alguien, de hecho estimula.  Algunas personas puede que se enfaden si se les levanta de esta manera, puede que insulten y amenacen, por eso la persona que les despierta deber ser paciente y sabia, y que recuerde que el cálamo se levanta (deja de escribir) para tres, entre ellos el que duerme hasta que se levanta….etc. Que aguate su maltrato, que eso no sea razón para no despertarle.

 

9. No dormir solo, el profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, exhortó a que el hombre no duerma solo. Es posible que la prohibición se deba a la posibilidad de que el sueño le venza y no haya quien le despierte.

 

10. No dormir en lugares lejanos, donde la gente puede que ni sospeche que haya alguien ahí, como quien duerme en la terraza sin avisar a sus familiares que está ahí, o como quien duerme en una habitación lejana dentro de la casa o el complejo residencial, y al no saber nadie donde está, no le despiertan. Sus familiares creen que está en la mezquita cuando en realidad está profundamente dormido. Aquel que necesite dormir lejos, debe avisar a quienes están con él para que le despierten.

 

11. Propósito serio al levantarse, levantarse de una sola vez, no en fases. Algunas personas puede que se les despierte varías veces, y cada vez que se va quien lo hace vuelven a dormir, el despertarse en fases por lo general resulta un fracaso, lo mejor es saltar de la cama desde la primera vez, esto impide que se vuelva a dormir.  

 

12. No poner el despertador mucho antes de la hora de la oración, si sabe que al sonar y levantarse, se dirá: todavía queda tiempo, dormiré un rato. Cada uno es quien mejor se conoce a sí mismo.

 

13. Encender el candil, en la actualidad, la luz eléctrica. Eso ayuda a espantar el sueño.

 

14. No trasnochar demasiado, incluso si se está haciendo el rezo nocturno, algunos lo alargan y se acuestan momentos antes del fayr, con lo que les cuesta levantarse a rezarlo. Esto pasa mucho durante el mes de Ramadán, algunas personas toman el suhur y se duermen antes del fayr y así lo pierden.

No hay duda que esto es un grave error, ya que el rezo obligatorio se antepone al rezo voluntario. Eso sin hablar de los que trasnochan haciendo cosas ilícitas. A veces Satanás puede embellecer las cosas, como para los predicadores que se desvelan debatiendo sus asuntos y luego se duermen antes del fayr, y así pierden más recompensa de la que han obtenido.

 

15. No comer mucho antes de dormir, comer mucho conlleva un sueño pesado, quien come mucho se cansa mucho y por consiguiente duerme mucho, y a consecuencia de eso pierde mucho. Que las personas intenten que la cena sea ligera. 

 

16. Cuidado con aplicar mal la sunna de acostarse tras el rezo de la sunna previo al fayr. Puede que alguno escuche el hadiz del Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él: "Si alguno de vosotros reza las dos postraciones del fayr, que se acueste sobre su lado derecho" (Autentificado por Al-Albani).

 Lo que se ha transmitido, es que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él,  cuando rezaba la sunna del fayr se acostaba, luego venía Bilal para avisarle del rezo, entonces se levantaba a rezar.  Puede que alguien escuche este hadiz, lo quiera aplicar pero lo hace de mala manera. Puede que se acueste y se quede dormido hasta que salga el sol y pierda el rezo obligatorio del Fayr. Lo que puede llevar a esto es el no entender bien los textos.

Aparte de que la postura no es para el sueño profundo, el profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, tenía quien le despertaba.

 

17. Haz que tu rezo nocturno sea en la  última parte de la noche, justo antes del fayr. Así cuando terminas del rezo nocturno es justo cuando se anuncia la entrada del fayr. Lo que permite dirigirse a la mezquita estando despierto y activo. Aparte de que el mejor momento para el rezo nocturno es en el último tercio de la noche.

 

18. Seguir las enseñanzas proféticas a la hora de acostarse para dormir, acostarse sobre el lado derecho, poner la mano derecha bajo la mejilla derecha. Esto facilita el despertarse luego. La mejor guía es la del profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él. Dormirse según otras posturas dificulta el despertarse.

 

19. Recurrir a la siesta durante el día, ayuda, hace que el sueño durante la noche sea moderado.

 

20. No dormir después del Asr ni después del Maghrib,  eso conllevaría retardar el sueño. Y quien duerme tarde le costará despertarse.

 

21. Por último, la sinceridad con Allah, ensalzado sea,  es el mejor empujón para despertarse. Es la principal causa y medio que ayudan a levantarse. Si hay sinceridad que enciende los corazones y despierta los sentidos es suficiente para poder levantarse a rezar en congregación, aunque se duerma minutos antes del fayr.

Observa pues, que Allah te aguarde,  lo que hace la sinceridad y la firme intención. 

Pero hoy en día, la amarga realidad es que la debilidad de la fe y la poca sinceridad son casi un fenómeno extendido entre la gente. Prueba de ello el escaso número de personas que encontramos en la mezquita durante el rezo del fayr… 

Finalmente, esto es un aviso sobre algo extendido entre la gente, la idea de que hay un hadiz que dice que quien quiera levantarse a rezar el fayr debería leer antes de acostarse las ultimas aleyas de la sura de la Caverna, y tras hacerlo decidir a que hora levantarse, y se levanta, y que esto está probado. A estos les decimos: No hay ningún hadiz que recoja esto, con lo que no hay que tomar esto en consideración, la mejor guía es la del profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él.

 

Fuente: http://www.wathakker.net/flyers/view.php?id=1091

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message