|      |   

Fue el historiador de la medicina sirio Ibn Abi Usaybia quién le dedicó una especial atención en su obra. Su figura se presenta como continuadora de la tradición más pura de investigadores sobre medicamentos simples. La Farmacología, que, partiendo desde Dioscórides y Galeno y a través de Hunayn ibn Ishaq y su equipo de traductores, llega a Al Ándalus de la mano del judío Hasday ibn Shaprut, Ibn Yulyul, Ibn Samyun, Ibn Buklarish y otros, encuentra su culminación en la obra de Abu Yafar al Gafiqi.  

Su "Kitab al adwiya al mufrada" o “Libro de medicamentos simples” es un trabajo enciclopédico de recopilación y complemento sólo posible gracias al trabajo desarrollado en el campo de la Farmacología por los autores que le precedieron, tanto en Oriente como en Occidente y tanto musulmanes como grecolatinos. Hasta ahora no ha sido editado ni traducido, pero de él se encuentran distintas copias manuscritas en Estambul, El Cairo, Rabat, Canadá y Oxford, por lo que podría ser fácilmente reconstruido. Sabemos, a través de distintas lecturas de la obra, que en ella Abu Yafar, se declara como uno de esos médicos que estima esencial el conocimiento directo de los animales, las plantas y los minerales que constituyen los medicamentos simples.

Sabemos, a juzgar por sus apreciaciones, que además de su labor de estudioso fue un médico experimentado en la práctica diaria con enfermos. Es característica sobresaliente de su libro la calidad y cantidad de información terapéutica y farmacológica que aporta y su honestidad es bien visible al citar escrupulosamente en todo momento sus fuentes de información. Al Gafiqi cita a Dioscórides, Galeno. Pablo de Egina, Masaryawayh y Bajisthu -uno de los médicos de Harun Ar Rashid-, Hunayn ibn Ishaq, al Kindi, Abu Hanífa ad Dinawarí, Ar Razi, Ibn al Yazzar, Ibn Yulyul, Ibn Samyun, Ibn Wafid y otros muchos.

En cuanto a la metodología, Al Gafiqi, sigue básicamente el procedimiento de Dioscórides y Galeno. En el manuscrito depositado en la Biblioteca Bodleniana de Oxford, donde se recoge su "Libro de Medicamentos simples" aparecen dos obras más atribuidas a él:

  • "Libro de las fiebres y de los tumores".
  • "Libro del rechazo de todos los daños que afectan al cuerpo".

La influencia de su obra fue enorme y como ejemplo baste señalar que Ibn al Baytar, farmacólogo eminente de finales del siglo XII copia literalmente en su "Gran colección de alimentos y medicamentos simples" extensos pasajes de su obra.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message