|      |   

Por: Aisha Stacey

De los sistemas de creencias antiguos ya abandonados a la brujería de la nueva era.

La palabra Wicca proviene de la raíz sajona wicce, traducido no muy exactamente como “sabio” o “doblar o dar forma a las fuerzas invisibles”. Wicca es la mayor de las religiones neopaganas, que son reconstrucciones de sistemas de creencias paganos antiguos y abandonados, incluyendo celtas, egipcios, griegos, nórdicos, romanos y otras tradiciones. Por lo tanto, es una religión centrada en la tierra. Los orígenes de la wicca son anteriores al judaísmo, al cristianismo, al Islam, al budismo y al hinduismo. La wicca podría ser considerada una de las religiones más antiguas del mundo; pero, por otro lado, podría ser señalada como una de las más recientes, ya que la Wicca, como se la conoce hoy en día, es una religión neopagana centrada en la tierra, de reciente creación, que puede ser rastreada hasta la brujería gardneriana, fundada en el Reino Unido a finales de la década de 1940. Una buena regla general es que la mayoría de los wiccanos son neopaganos, pero no todos los neopaganos son wiccanos.

Algunos wiccanos reconocen un único ser supremo al que a veces se refieren como “El Uno” o “El Todo”, que tiene aspectos femeninos y masculinos denominados “la Diosa y el Dios”. Otros practican la wicca reconociendo la existencia de muchos dioses y diosas antiguos incluyendo, pero no limitados, a: Afrodita, Artemisa, Brigid, Diana, Dionisio, Fergus, Hécate, Isis, Pan, Thor, etc. La wicca también ha sido llamada atea (sin creencia en una deidad o deidades). Algunos wiccanos ven a la Diosa y al Dios como símbolos, no como entidades vivas, por lo que muchos wiccanos pueden ser considerados ateos. Dado que los wiccanos adoran a la naturaleza y a los dioses y diosas de la naturaleza, también pueden ser llamados panteístas.

Según el reputado sitio web canadiense Tolerancia Religiosa, algunos wiccanos consideran que wicca y brujería son sinónimos, sin embargo, muchos otros hacen una diferencia entre ambas, siendo wicca la religión y brujería la práctica de la magia. Bajo esta definición, la brujería no es una religión y, por lo tanto, hay mucha gente que considera que la brujería puede ser practicada por miembros de cualquier religión.

Muchos, quizás la mayoría de los wiccanos, son practicantes solitarios, realizan sus ritos en soledad. Otros forman aquelarres o conciliábulos, que son grupos informales de wiccanos. Por lo general no hay ningún grupo coordinador por encima del nivel del aquelarre, ni organizaciones regionales o nacionales, por ello no hay estadísticas confiables. Algunos estimados no verificables afirman que hay más de 750.000 wiccanos en los Estados Unidos, haciendo de la wicca la quinta mayor religión organizada en ese país. Sin embargo, esto no es más que un estimado sin hechos concretos sobre los que se puedan hacer conclusiones firmes.

La wicca a veces es conocida como brujería o magia debido a su asociación con hechizos y encantamientos. Los hechizos mágicos pueden ser diseñados para tratar cualquier daño o ayudar a los demás, pero los wiccanos tienen prohibido, por su sistema de creencias, involucrarse en hechizos o cualquier otra actividad que dañe a otros. Las reglas principales del comportamiento son el Consejo Wicca: “Haz lo que quieras siempre que no dañe a nadie” –lo que prohíbe hacerle daño a alguien, incluso a uno mismo, excepto en casos de autodefensa–, y la Ley Triple: “Todo el bien que una persona le hace a los demás se le regresa el triple en esta vida; el daño también se regresa el triple”.

De acuerdo con Al Selden Leif: “los hechizos no se refieren a convertir personas en ranas ni conceder deseos. Un hechizo es una serie de actos y oraciones que haces y dices a fin de pedir ayuda divina en un aspecto particular de tu vida”. Los wiccanos creen que las energías que creamos influencian lo que nos ocurre, por ello la magia negativa rebota hacia el perpetrador, como dice la ley triple. Otras enseñanzas éticas importantes incluyen vivir en armonía con los demás y tratar al medio ambiente con respeto. Hay ocho días wiccanos de celebración que siguen las fases de la luna y las estaciones, y son llamados Sabbats. Se cree que los Sabbats fueron originados en los ciclos asociados con la caza, la cosecha y la fertilidad de los animales.

El pentáculo y el pentagrama son los símbolos principales utilizados por los wiccanos y muchos otros neopaganos. Algunos elementos rituales son comunes a casi todas las tradiciones wiccanas, como el athame (cuchillo ritual) y el cáliz (copa ritual). Otros pueden ser utilizados por unas tradiciones y no por otras: campanas, escobas, velas, calderos, cordones, tambores, incienso, bisutería, platos especiales, látigos, estatuas, espadas, duelas y varitas. El significado de dichos elementos, su uso y elaboración difieren entre tradiciones e individuos. Normalmente, un ritual wiccano involucrará algún tipo de creación de un espacio sagrado (formar un círculo), invocación de poder divino, compartir baile/canciones/comida o vino y, finalmente, una despedida de agradecimiento y un cierre ceremonial. Los rituales pueden celebrarse durante los sabbats wiccanos o para marcar transiciones de la vida, como nacimientos, matrimonios, pedidas de mano, el estreno de una casa, la llegada a la mayoría de edad, curaciones, muertes u otros rituales de paso.

Los wiccanos no adoran a Satanás, de hecho, ellos ni siquiera reconocen su existencia. Aunque su sistema de creencias a menudo contiene un panteón de dioses y diosas, ninguno de ellos es una deidad maligna ni remotamente parecida al Satanás del cristianismo. Como se menciona en los artículos de este mismo sitio web acerca del satanismo, en los siglos XV y XVI la Iglesia Católica teorizó que la adoración a Satanás y la brujería malévola existían y eran amenazas masivas. Esto dio lugar a las quemas de brujas que han sido denominadas “la época de las hogueras” o alternativamente “el holocausto femenino”. Más de 50.000 personas fueron juzgadas por herejía y decenas de miles de entre ellas fueron ejecutadas. Mucha gente asocia a los wiccanos de hoy día con historias ficticias sobre estas brujas del medioevo, algunas denominaciones conservadoras todavía enseñan esta ficción como un hecho.

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message