|      |   

3. Adquirir Paciencia.

El Imam Ahmad (d.241H) –que Allah tenga misericordia con él– dijo:

“Allah ha mencionado Sabr (paciencia) en más de noventa ocasiones en Su Libro.” Relatado por Ibnul-Qayyim en Madariyus- Salikin (2/152).

El Profeta dijo:

-          “El mes de la Paciencia, y los tres días de cada mes, son momentos de ayunar.” Relatado por Ahmad (2/261) y an-Nasa’I (1/327). De Abu Hurairah. Autentificado por al- Albani en Irwa’ul-Ghalil (4/99).

Ibn Abdul-Barr (d.464H) - que Allah tenga misericordia con él - dijo:

“Lo que se entiende por el mes de la Paciencia es el mes de Ramadán… Entonces el ayuno es llamado paciencia porque refrena el alma de los deseos de beber, comer y del deseo sexual.” At-Tamhid (19/61) de al-Haafidh Ibn ‘Abdul-Barr.

Él también dijo:

-          “¡Oh jóvenes! quien de vosotros tenga posibilidades de casarse, que se case, esto evita las miradas y protege las partes privadas. Sin embargo, aquellos que no puedan que ayunen, porque esto es un escudo para él.” Sahih: Relatado por al-Bujari (123) y Muslim (no. 123), de Ibn Masud (que Allah esté complacido con él)

Por lo tanto ayunar es un medio de aprender autocontrol y paciencia. Con paciencia podemos fortalecer nuestra determinación de servir sólo a Allah, con sinceridad, y también protegernos de los altibajos de la vida.

Así, por ejemplo, con paciencia nosotros podemos realizar nuestro Salah tranquilo y correctamente, sin ser apresurados. Con paciencia podemos contener nuestras almas ante la codicia y avaricia y así dar parte de nuestra riqueza excedente en Zakah (Caridad Obligatoria). Con paciencia podemos dominar el temperamento enfermo del alma, y así soportar las duras pruebas y dificultades del Hayy, sin perder la paciencia y/o comportándose mal.

Así, sin conocimiento ni paciencia, nada queda, excepto el afán y las emociones desenfrenadas, gritos y consignas vacías, discursos que no fortalecen, sino que debilitan, y acciones que no construyen, sino que destruyen.

Por lo tanto, durante este mes debemos esforzarnos para adquirir la firme determinación para realizar actos de nobleza, y para armarnos con paciencia, teniendo la certeza, por lo que dijo nuestro Mensajero de que:

-          “Y sabed que la victoria viene con la paciencia, el alivio con la aflicción, y la facilidad con la dificultad”. Sahih: Relatado por Ahmad (1/203) y at- Tabarani en al-Kabir (11/100), de Ibn Abbas (que Allah esté complacido con él). Autentificado por Sheij Salim al-Hilali en AsSabrul-Yamil (p.43).

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message