|      |   

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos y hermanas en el Islam! Tengamos temor de Allah, pues la piedad es la mejor provisión y el camino más recto que todos debemos seguir. Allah dice en el Sagrado Corán:

{¡Oh, creyentes! Teman a Allah como es debido y no mueran sino musulmanes sometidos a Él.} (3:102)

{¡Oh, seres humanos! Tengan temor de su Señor, Quien los ha creado de un solo ser, del que creó a su cónyuge e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Tengan temor de Dios, en Cuyo nombre se reclaman sus derechos, y respeten los lazos familiares. Dios los observa.} (4:1)

{¡Oh, creyentes! Tengan temor de Dios y hablen solo con la verdad. [Si lo hacen,] Él hará virtuosas sus obras y perdonará sus pecados. Quien obedece a Dios y a Su Mensajero obtendrá un triunfo grandioso.} (33:70-71)

 

¿Cuáles deben ser nuestros objetivos después de terminado el mes de Ramadán?

 

1. Mantenernos firmes en la adoración.

Dice Allah en el Corán:

 {Y no seáis como quien deshace el hilado que había realizado cuidadosamente.} (16:92).

Me pregunto si una persona que durante Ramadán ayuna, recita y lee el Corán, entrega caridad, permanece en oración durante la noche y hace dua, ¿será igual después de Ramadán, o irá por otro camino?

Si un musulmán continúa teniendo paciencia al llevar a cabo actos piadosos después de Ramadán, es un signo de que su ayuno ha sido aceptado por su Señor.

Llama la atención después de Ramadán ver a las personas que ayunaron y rezaron por la noche, hicieron caridad y adoraron al Señor de los Mundos, tan pronto como termina el mes, su forma de ser cambia completamente y comienzan a tener una mala actitud hacia su Señor. Los ves que abandonan las oraciones y no llevan a cabo actos piadosos, cometiendo pecados y desobedeciendo a Allah de diferentes maneras, manteniéndose lejos de la obediencia a Allah, el Soberano.

¡Qué terrible es, por Allah, que la gente tenga en cuenta a Allah sólo en Ramadán!

 

2. Arrepentirse y buscar el perdón de sus faltas.

El musulmán debe hacer de Ramadán una oportunidad para comenzar una nueva página al arrepentirse, volviéndose hacia Allah, y persistiendo en rendirle culto sincero.

Allah dice en el Corán:

{Y observa las oraciones prescritas durante del día y durante la noche, pues las buenas obras borran las malas. Ciertamente esto es una exhortación para quienes reflexionan.} (11:114)

El Profeta dijo:

-          “Luego de una mala acción haz una buena, ya que esta borrará la mala; y ten buenos modales y una actitud positiva hacia las personas”.

 

3. Purificar la sinceridad en el corazón.

Sin duda, el propósito por el cual Allah creó a las personas es para alabarlo sólo a Él, sin ningún compañero o asociado. Es el propósito final y el mayor de los objetivos, obtener ‘ubudiiah (ser el siervo de Allah en el sentido más completo y verdadero). Esto se logra de la manera más hermosa durante Ramadán, cuando se ve a las personas en grupo o solas concurrir a las casas de Allah, y los vemos procurando llevar a cabo a tiempo las plegarias obligatorias y haciendo caridad, compitiendo uno con el otro para hacer buenos actos.

{Allah afianza a los creyentes con la palabra firme en esta vida y en la otra} (14:27).

A quien Allah ayuda a permanecer firme en llevar a cabo actos piadosos después de Ramadán, Allah dice en el Corán:

{Hacia Él ascienden las buenas palabras [las glorificaciones], y Él exalta las obras piadosas.} (35:10).

El Profeta enseñó a sus Compañeros a competir en hacer el bien, y dijo:

-          “Una moneda de plata puede ser más importante ante Allah que una de oro, y lo mejor de la caridad es la que un hombre hace cuando es rico”.

El Profeta explicó que si una persona da en caridad cuando tiene con que hacerlo y tiene también buena salud pero le tiene temor a la pobreza, la caridad será importante para Allah, como balance de sus buenas acciones; mientras que quien la demora, luego se enferma y ahí comienza a dar en caridad, ya que teme que sus buenas acciones sean rechazadas, se corre el peligro de que esta caridad no sea aceptada – Buscamos refugio en Allah.

Todos esperamos que Allah acepte nuestras obras de Ramadán, pero ¿cómo podríamos saberlo?

Los sabios sostienen que uno de los signos de aceptación (de las buenas acciones) es que Allah hace que una hasanah (una buena acción) sea seguida por otra, ya que la hasanah dice: “¡Mi hermana, mi hermana!” y la saii’ah (la mala acción) también dice: “¡Mi hermana, mi hermana!” –buscamos refugio en Allah. Si Allah ha aceptado el ayuno de Ramadán de una persona, y esta se ha beneficiado por este período de entrenamiento (espiritual) y ha permanecido firme en obedecer a Allah, entonces se ha unido a la caravana de aquellos que permanecen firmes y le responden a Allah. Tal como dice Allah en el Corán:

{Quienes digan: “¡Nuestro Señor es Dios!, y luego obren correctamente, no tienen de qué sentir temor ni estar tristes [en el Día del Juicio Final] porque serán los compañeros del Paraíso, en el que vivirán por toda la eternidad como recompensa por sus obras.} (46:13)

Obrar rectamente debe mantenerse de un Ramadán al siguiente, ya que el Profeta dijo:

-          “Desde una plegaria a la otra, desde un Ramadán al siguiente, desde una peregrinación a la siguiente. Esto borrará cualquier (pecado) que se haya cometido entre uno y otro, mientras que se eviten los pecados mayores”.

Y Allah dice:

{Si se apartan de los pecados más graves perdonaremos vuestras faltas y os introduciremos en el Paraíso honrándolos.} (4:31)

Por eso cuando un hombre se acercó al Profeta y dijo:

-          “Aconséjame”

Éste le respondió:

-          “Di: ‘Creo en Allah,’ y permanece firme.” (Al-Bujari y Muslim).

De acuerdo a un informe narrado por Ahmad, el Profeta dijo:

-          “Di: Creo en Allah y después permanece firme”.

[El hombre] dijo:

-          “Oh, Mensajero de Allah, todo el mundo dice eso”.

Le contestó :

-          “Algunas personas que existieron antes de ti han dicho esas palabras, pero no permanecieron firmes”.

De esta manera los creyentes deben permanecer firmes en obedecer a Allah:

{Allah afianza a los creyentes con la palabra firme en esta vida y en la otra [que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah], pero extravía a los injustos.} (14:27).

Digo estas palabras, y pido perdón a Allah por todos nosotros, pidan ustedes también perdón a Allah.

 

Segunda jutba.

 

Todas las alabanzas son para Allah. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero.

Ciertamente las mejores palabras son el Libro de Allah, la mejor guía es la guía de Muhammad y los peores asuntos son las innovaciones. Todo invento en la religión es una innovación, y toda innovación es perdición y toda perdición lleva al Fuego.

Debes saber que las acciones más apreciadas por Allah son las continuas, aun cuando sean pequeñas. El Mensajero dijo:

-          “Oh gente, deben hacer todas las acciones buenas posibles, ya que Allah no se cansa hasta que ustedes se cansan. Los actos más amados por Allah son aquellos que son continuos, aun cuando sean pequeños. La familia de Muhammad , cuando hizo algo, persistió en su acción”. Narrado por Muslim.

Cuando al Profeta se le preguntó sobre los actos más amados por Allah, dijo:

-          “Aquellos que sean continuos, aun siendo pequeños”.

A Aishah se le preguntó sobre lo que el Mensajero de Allah hizo y si él solía hacer esas cosas sólo en días determinados. Ella contestó:

-          “No, sus buenas acciones eran continuas. ¿Quién entre ustedes podría hacer lo que el Mensajero de Allah solía hacer?”.

Le pedimos a Allah que nos ayude para que Le adoremos y complazcamos, y que nos mantenga en el camino de los piadosos y virtuosos.

Que Allah nos bendiga a través del Sagrado Corán y las enseñanzas del Mensajero de Allah .

 

 

Súplicas finales.

Hermanos y hermanas, pidan paz y bendiciones por el Profeta Muhammad, tal como Dios lo menciona en el Corán:

{Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él.} (33:56)

¡Oh Allah! Concede bendiciones y paz a nuestro Profeta Muhammad, a sus familiares, a todos sus discípulos y a quienes sigan su guía de buena manera hasta el Día del Juicio. ¡Oh Allah! Da tu complacencia a todos los discípulos de Tu Mensajero, de quienes fueron destacados Abu Bakr, Omar, Uzman y Ali. Complácete también con todos los seguidores de estas nobles personas, quienes siguen su guía hasta el Día del ajuste de cuentas, y con nosotros los presentes, pues Tú eres en verdad el más Clemente.

¡Oh Allah! Enaltece y dignifica al Islam y a los musulmanes, protégenos del mal de nuestros detractores, y líbranos de los problemas del encarecimiento de los productos, la propagación de enfermedades, de la usura y el interés monetario, del adulterio y la fornicación, de los terremotos, de las dificultades y las tribulaciones, y de la perversión y corrupción oculta y evidente.

¡Oh Allah! Perdónanos y perdona a nuestros hermanos creyentes que ya fallecieron, y no hagas que en nuestro corazón se encierre el desprecio y el odio por los que han creído en Ti como se debe. Tú eres el más Bondadoso y Misericordioso.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message