|      |   

Los compañeros del Profeta reprochaban a quienes no cumplían con la Sunnah del Profeta, como prueba de su amor por la Sunnah. Abdullah ibn Omar Ibn Al—Jattab (ra) dijo que escuchó al Profeta decir: “Si una mujer pide permiso a su marido para ir a rezar a la mezquita, éste deberá darle permiso y no se lo puede negar”. Entonces el hijo de Omar dijo: “Juro por Allah, que yo se lo prohibía terminantemente (a mi esposa)”. Abdullah lo recriminó severamente y le dijo: “yo hablo de lo que escuché del Profeta y tú dices que a pesar de eso se lo vas a prohibir”.

 

¡ Muhammad!, di: Si realmente decís que amáis a Allah —exaltado sea— y deseáis que Él os ame, seguidme, pues, tanto en mis órdenes como en mis prohibiciones, porque yo transmito de Él. De esta manera Allah —exaltado sea— os amará, os otorgará la recompensa y borrará vuestros pecados. Allah —exaltado sea— es Misericordiosísimo con sus siervos. (3:31)

 

Seguir la tradición del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es un signo del amor a Allah. Allah dice:

 

 “Un verdadero creyente o a una verdadera creyente no deben, cuando Allah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria; y sabed que quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero se habrá desviado evidentemente”. (33: 36)

 

Porque las órdenes de Allah y su Profeta es una obligación seguirlas, no una opción. El musulmán respeta esta regla y por eso siempre buscará resolver sus conflictos usando como juez al Libro de Allah y la tradición de su Profeta. Allah dice:

 

 “[…] si tenéis un conflicto remitidlo al juicio de Allah y del Mensajero, si es que creéis en Allah y en el Día del Juicio, porque es lo preferible y el camino correcto”. (4: 59)

 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message