|      |   

¡Hermanos y hermanas en la fe! Enderecemos nuestros pasos luego de tomar conciencia para una renovación de nuestra vida y un cambio trascendental, y así cambiar los fundamentos de nuestra existencia.

El retorno a Allah exige que cambiemos el ordenamiento de nuestra vida: que reiniciemos con nuestro Señor una nueva y mejor relación, obras más completas, compromiso y fe. Allah, el Altísimo, te invita a ello en el Dua (súplica) conocida como Sayyed Al Istigfar. Al Bujari y Muslim citan a Bara Ibn Azib quien dijo:

-          “El Profeta ﷺ nos enseñó a decir: Oh Allah, Tú eres mi Señor no hay divinidad excepto Tú. Me creaste y yo soy Tu siervo y me mantendré (cumpliendo) lo que pueda de mi compromiso (Contigo) y Tu promesa. Me amparo en Ti del mal de lo que cometí. Agradezco Tu gracia con la que me agraciaste, me presento ante Ti con mis pecados. Perdóname, pues, porque nadie perdona los pecados sino Tú”.

El retorno hacia Allah implica reformar tu vida toda en un cambio total. Un cambio de costumbres, un cambio en la forma de dormir, en los amigos y compañeros, hasta cambios en los horarios de trabajo, pues antes llegabas al trabajo a las 9:00, y ahora que volviste hacia Allah son las 7:30 y ya estás en tu oficina, pues quieres alimentarte con dinero bien ganado y lícito. También vendrá un cambio en el modo de trabajar: solías entrar resoplando y gritabas a tus compañeros y al público, pero ahora que te has comprometido ante Allah entras sonriendo, pues la sonrisa ante la gente cuenta como una caridad y no deseas perderte ningún tipo de buena acción.

¡Cambiará hasta tu modo de comer y absolutamente todo en tu vida! ¿Por qué? ¡Porque has hecho cuentas contigo mismo y has decidido renovar tu vida!

Además, hay otro enfoque en este primer mes de Muharram, cuya santidad es antiquísima. En este mes Allah dio la victoria a Moisés y a su gente sobre el faraón y sus ejércitos. En este mes las buenas obras tienen grandes virtudes, en especial el ayuno. Cita Muslim a Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, que dice:

"Dijo el Profeta ﷺ:

-          “El mejor ayuno después de Ramadán es el ayuno de Muharram, el mes sagrado de Allah y el mejor rezo después del prescrito es el nocturno”. Y el mejor día del mes es el de Ashura.

Muslim relata de Abu Qatada, que Allah esté complacido con él, que el Profeta ﷺ fue preguntado por el ayuno de Ashura y dijo:

-          “Se me reveló que Allah hace que expíe los pecados del año anterior a él”

Y el Profeta ﷺ deseó también ayunar el día anterior para diferenciarse de la Gente del Libro y dijo:

-          “Si sigo vivo hasta el siguiente año, ayunaré el noveno día”. [Muslim]

Es por eso que debemos ayunar tal día siguiendo el ejemplo de los profetas de Allah y procurando Su recompensa, y que ayunemos el día antes tal como lo dispuso el Profeta ﷺ. Es poco esfuerzo y una gran recompensa del Señor Cuya gracia es infinita y generosa.

Y sepan que Él, Allah, nos ordenó pronunciar frecuentemente la paz y las bendiciones sobre el elegido como misericordia para los mundos, el Profeta ﷺ que nos guía y es fiel con milagros y señales evidentes. Dijo Allah:

{Ciertamente, Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él.}  [33:56]

Y dijo el Profeta ﷺ:

-          “Quien invoca por mí la paz y bendiciones,  las invocaré yo por él diez veces con el permiso de Allah”.

¡Oh Allah! Perdóname tanto los pecados que cometí como lo que dejé de hacer, y aquellos que haya cometido en secreto y públicamente, y lo que haya malgastado, como también aquellas cosas que Tú bien sabes de mí.

¡Oh Allah! Tú eres el Soberano, no existe dios excepto Tú. Tú eres mi Señor y yo soy Tu siervo. He sido injusto con mi alma, reconozco mis pecados, perdona todas mis culpas y mis faltas, porque nadie perdona los pecados sino Tú. Guíame hacia los mejores modales, nadie guía a ellos sino Tú. Aleja de mí las malas obras, no las aleja nadie sino Tú.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message