|      |   

Ciertamente, él [Satanás] no tiene poder sobre los que han llegado a creer y ponen su confianza en su Sustentador: (16.99)

 

إِنَّهُ لَيْسَ لَهُ سُلْطَانٌ عَلَى الَّذِينَ آمَنُواْ وَعَلَى رَبِّهِمْ يَتَوَكَّلُونَ {99}

 

Para fe existe el término imān que proviene de los verbos āmānah, ser fiel, ser leal y āmin, estar seguro, estar a salvo de, fiarse de, confiar en y de los que derivan sustantivos como āmin, seguridad, tranquilidad, sosiego, āmānah, cercano al hebreo ‘emunah, seguridad, confianza, lealtad, fidelidad, cuando alguien confía a alguien algo, āmīn, amén que en el Islam va más allá del “así sea” o de “palabra de Allah -exaltado sea-”.

 

Amīn es pronunciado cada que termina la recitación de la primera sura o capítulo del Sagrado Corán por todos los asistentes a una oración que coincide con el āmīn recitado por los ángeles que asisten a tal oración y, finalmente, īmān, fe y creencia; así pues de la fe (imān) se llega a la confianza, la tranquilidad y el sosiego, también definiciones del Islam. En un lexicón de árabe esta raíz ocupa más de tres páginas de ejemplos y connotaciones.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message