|      |   

Muchos son los países en la actualidad practican la usura con frecuencia, e inclusive han construido su economía y sus instituciones basándose en ella.

Hasta el punto de creerse que no habrá desarrollo económico sin bancos, y que los bancos no pueden avanzar sin la usura, lo cual está en contra de la legislación islámica y constituye un error que lleva la injusticia a los más pobres. A pesar de esto la usura se ha expandido en varios países musulmanes, inclusive grupos en la sociedad están convencidos de sus supuestos beneficios y de que no es posible liberarse de ella, expandiéndose por países musulmanes e, inclusive, anunciándola en ellos sin ningún temor a Allah -exaltado sea-.

Los tratos comerciales mediante la usura se presentan a nivel de los bancos, así como las empresas y compañías que en un principio manejan fondos legales y permitidos, pero luego lo mezclan con la usura haciéndolos prohibidos, inclusive, en ocasiones, proponiendo tratos comerciales basados en la usura directamente; aun conociendo el peligro de la usura en la mayoría de los casos.

Así pues, muchas son las empresas e individuos en los países musulmanes que han sido puestos a prueba mediante los tratos basados en la usura, que dejan de lado las ganancias permitidas que Allah -exaltado sea-.

Por eso muchos se preguntan qué es lo que lleva a estas empresas a tratar mediante la usura en países musulmanes, cuando tales empresas hacen parte del bien común de los musulmanes, más cuando existen oportunidades y opciones islámicas legisladas para realizar tales transacciones, incluyendo las inversiones, préstamos, traslado de dinero, la producción y la venta de bienes, todas con beneficios para las partes del contrato.

Por ello es necesario que las entidades bancarias cuenten con un Comité islámico que tenga conocimiento de la legislación comercial islámica y vigile las transacciones bancarias y comerciales al interior de los países musulmanes y en relación con otras entidades y países.

Por tal razón se proponen varias modificaciones a los temas económicos en obras como la inversión de capital externo países musulmanes de la normatividad islámica, la tasa de desempleo, en invertir en el exterior, era dejar una regulación y vigilancia a las transacciones comerciales internas y externas en los países islámicos,    crear oportunidades de empleo la importación de productos que puedan producirse al interior del país.

Entre las soluciones para evitar la usura en las transacciones comerciales islámicas se plantean crear un Sistema bancario islámico siguiendo el ejemplo de países como Malasia, Indonesia, Emiratos, Kuwait, entre otros. Un sistema en el que se pueda realizar tratos comerciales como:

·        La venta con pagos a plazos siguiendo la legislación islámica.

·        El pagar un alquiler con el propósito final de la compra.

·        Hacer partícipe a los empleados de los bancos, mediante cuentas especiales para ello, de las ganancias y transacciones al interior de los mismos.

·        Permitir e impulsar la asociación de empresas e individuos en las actas comerciales.

·        La regulación de los préstamos que siguen la legislación islámica, lejos de la usura.

·        El acceso a los veredictos islámicos legales de las asociaciones de sabios y expertos en derecho islámico para la regulación y desarrollo del sistema bancario, crediticio y económico en general.

·        Exportar lentamente el modelo económico islámico, tal como se ha hecho en países occidentales como Gran Bretaña y Australia.

·        Crear un Comité que se encargue de la aquellas transacciones incluyen usura y pueda proponer soluciones islámicas para tales tipos de transacciones.

·        Impulsar el desarrollo de las instituciones económicas y administrativas nacionales incluyendo en ellas un comité capacitado para el desarrollo y la administración islámica.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message