|      |   

Pasar tiempo productivo con tus hijos es esencial para criarlos adecuadamente. Se ha relatado que el Profeta Muhammad dijo:

-          “Todos ustedes son pastores, y cada uno es responsable de su rebaño. Un líder es un pastor y es responsable de aquellos a su cuidado. Un hombre es el pastor de su familia y es responsable ella. Una mujer es como un pastor sobre la casa de su marido y sus hijos, y es responsable por ellos. Y un esclavo es un guardián de la propiedad de su amo y es responsable de ella. De modo que todos ustedes son guardianes y responsables de sus cargos” [Abu Dawud].

En nuestra experiencia no vemos a menudo pastores guiando a sus ovejas por una pradera para que pasten. Pero cualquiera que haya visto la imagen de un joven con un cayado en sus manos y una multitud de ovejas siguiéndolo, puede atestiguar el hecho de que el mantenimiento correcto del rebaño propio requiere que se le dedique tiempo.

Hay cinco consejos para que las madres puedan ser más productivas cuando pasan tiempo con sus niños:

 

1. Háblales a tus hijos.

Las madres tenemos docenas de responsabilidades que cumplir a diario. Preparamos comidas, lavamos y doblamos la ropa, limpiamos la casa, transportamos hacia y desde la escuela… y la lista crece y crece. Durante algunas de esas actividades, sin embargo, tenemos la oportunidad de hacer un poco de multitarea y conectarnos con nuestros niños.

La próxima vez que recojas a tus hijos de la escuela y regreses a casa, pregúntales cómo estuvo su día, quiénes son sus amistades, o cuál es su profesor favorito. Una vez en casa, mientras doblas la ropa o pones la mesa, discute con ellos qué lograste durante el día y qué queda por hacer.

Haz que sea una oportunidad de ser accesible a ellos cuando se acerquen a ti con alguna preocupación que tengan. Por supuesto, durante tu rutina diaria de tareas y mandados, no siempre estarás disponible ni siempre estarás en capacidad de brindarles a tus hijos atención para una conversación. Haz tu mejor esfuerzo. Y haz un esfuerzo consciente de mirar a tus hijos a los ojos para mostrarles tu interés.

Cuando tu hijo te busque durante el día para decirte algo importante que tiene en mente, usa esto como una oportunidad de llevar la conversación más lejos e inculcarle algunos de tus valores, o simplemente préstale una oreja afectuosa.

 

2. Escucha a tus hijos.

Tómate el tiempo de escuchar sinceramente a tus hijos expresando sus quejas, preocupaciones y momentos alegres. Esto ayuda a construir un lazo necesario entre tus hijos y tú. Los niños necesitan sentir que tienen a alguien importante que se preocupa de sus necesidades, deseos y problemas. Mostrar preocupación por el estado emocional de tus niños los ayuda a desarrollar habilidades sociales sanas para interactuar con otros a su alrededor.

 

3. Lleva a tus niños de excursión.

Pasar el tiempo con tus hijos fuera de casa no requiere mucha planificación, tiempo o dinero. Los lugares para llevar a tus niños son interminables:

•             Llévalos a una excursión breve hasta la oficina de correos para enviar o recibir un paquete. Esto los ayudará a desarrollar un mayor entendimiento del proceso postal, pero más importante, les mostrará que disfrutas su compañía.

•             Permíteles ir contigo en tu viaje a la estación de gasolina para llenar el tanque del auto.

•             Llévalos contigo a hacer las compras del mercado.

•             Descubre cosas nuevas en el museo.

•             Disfruta una caminata o un juego por el parque.

•             Da un paseo por el centro comercial.

Tú eres el centro de atención de tus niños, déjales saber a tus pequeños que deseas también estar a su alrededor.

 

4. Disciplina con respeto y bondad.

Cuando corriges a tus hijos por el mal comportamiento, sé amable al hacerlo. Está reportado que el Profeta dijo:

“¡Oh, ‘Aisha! No hay nada que tenga gentileza en su interior sin que esta lo embellezca, y nada se la arrebata sin corromperlo” [Muslim].

A menudo, una forma cariñosa de explicarles sus errores a tus hijos es suficiente. Mejor aún, recompénsalo cuando se comporte apropiadamente. Cuando el niño quiera bañarse sin que se lo recuerdes, hazle saber que eso te agrada, dándole un abrazo especial o un beso. Cuando comparte con su hermano menor, dile que a Allah le gusta ese tipo de comportamiento y dale tiempo extra en el computador antes de acostarse. Tus hijos aprenderán que aunque no son perfectos, tienen aspectos positivos en su comportamiento. Este sentimiento de logro les fomentará la conducta apropiada en el futuro, in sha Allah.

 

5. Sé paciente con tus hijos.

Allah dice en el Corán (lo que se interpreta en español):

{Sabed que [Allah recompensará a] quien, por tener entereza y resolución, es paciente y sabe perdonar} [Corán 42:43].

Ser paciente con los defectos de tus niños es un acto honorable y debes luchar por convertirlo en un hábito. Cuando te abstienes de decir palabras hirientes y evitas arremeter airadamente cuando tus hijos se comportan mal, ofreces un ejemplo vivo para tus hijos de modelo a seguir. Una de las formas principales de enseñarles a nuestros hijos es con el ejemplo. Cuando observan cómo manejamos las situaciones difíciles, ellos aprenden cómo deben manejarlas también.

Todos estos consejos sobre cómo pasar tiempo productivo con tus hijos hacen necesario que estés ahí para ellos. El tiempo de calidad es importante, pero la cantidad de tiempo también lo es. Ser un pastor es una responsabilidad enorme. Haz el esfuerzo consciente de pasar tiempo productivo con tus hijos con regularidad. El Día del Juicio se nos preguntará sobre cómo pasamos nuestro tiempo. Pasarlo productivamente con nuestros hijos es una forma valiosa de conseguir bendiciones de Allah, in sha Allah, y una forma maravillosa de mantener nuestro rebaño.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message