|      |   

Alabado Sea Allah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Allah, y que Muhammad es Su siervo y mensajero.

Internet ha tenido grandes efectos negativos sobre muchas personas que han abusado de él, y especialmente sobre las relaciones maritales. Para demostrar cuán serio es este problema, narraremos la historia que nos relata una hermana a continuación:

“Assalamu ‘alaikum wa Rahmatullah wa Barakatu; me gustaría decir desde el principio que el mayor problema que tengo con mi esposo es Internet. Nosotros vivíamos una vida feliz y en nuestra casa se hacía mucha mención de Allah.

Mi esposo nunca solía dormir después de rezar el Fayr, y siempre hacía sus oraciones a tiempo. Él también solía designar un periodo de su tiempo semanalmente para visitar a los pobres y a la gente necesitada, y otro tiempo para visitar a sus parientes. Él siempre hacía un recorrido por diferentes mezquitas para verificar si había necesidad de alguna cosa; si ese era el caso, él solía proveer lo que hacía falta, porque Allah lo ha bendecido con riqueza y él solía utilizar su riqueza para ayudar a tantas personas como pudiera.

Pero…cuando Internet entró en nuestro hogar, fue una prueba muy seria para él. Él, y por primera vez, vio fotografías de mujeres desnudas y como resultado su situación cambió totalmente.

Ahora él ya no reza ni el Fayr, como si la palabra se hubiese esfumado de su diccionario, y las demás oraciones las reza después de su tiempo designado, y ya no asiste a las oraciones en congregación.

He hecho hasta lo imposible para aconsejarlo y he usado diferentes métodos, pero no ha servido de nada. Incluso le he dicho que se case con una segunda esposa, pero él se pone molesto y me dice: ‘Nunca encontraré a alguien como tú’.

Estoy muy confundida y no sé qué hacer. He perdido la esperanza de que ocurra cualquier cambio porque él me dijo que no puede dejar de hacer lo que está haciendo y que seguirá haciéndolo mientras viva.

Todo lo que él hace ahora es sentarse en frente de este aparato diabólico, ha abandonado todo lo bueno que solía hacer y ha olvidado cómo solía gastar su tiempo…pero este es el caso de alguien que está aplastado por Satanás.

Tengo tres hijos de él, y deseo criarlos como gente piadosa que memoriza el Corán, ¿pero qué puedo hacer? Si él no me ayuda a criarlos apropiadamente, ¿quién me ayudará? Me esfuerzo mucho y trato de cultivarlos de la forma que complace a Allah; pero si la situación continúa como hasta ahora, entonces yo no sé lo que pasará.

El problema se desarrolló e incluso empeoró cuando él me dijo que está planeando comprar televisión por cable y suscribirse a canales pornográficos. No sé cuánto más él pueda empeorar.

Por favor ayúdeme y dígame qué puedo hacer. ¿Debo quedarme con él y perseverar o debo dejarlo?

Ya no puedo soportarlo más, porque ahora lo percibo como un hipócrita. Por favor, publique una Jutba (Sermón) sobre Internet y los problemas maritales que resultan de él, y cuente mi historia a la gente y dígales que muchas hermanas están sufriendo del mismo problema”.

Esta es la historia de esta hermana, y creo que no necesita ninguna aclaración, ya que es muy explícita.

 

Sitios pornográficos en números.

Una de las compañías propietarias de esa clase de sitios sostiene que 4.7 millones de personas visitan su sitio semanalmente.

Una compañía denominada ‘Website Story’ realizó una encuesta y sostuvo que más 280 mil personas visitan ciertas páginas pornográficas diariamente, y que existen cien páginas similares que son vistas por más de 20 mil visitantes diariamente, mientras que otras dos mil páginas son vistas por más de 400 visitantes diariamente. Sólo una de esas páginas recibió más de 43 millones de visitantes en los pasados dos años.

Otra compañía sostuvo que había hecho circular más de 300 mil fotografías pornográficas por más de un millón de veces a través del Internet.

Investigadores de la Carnegie Mellon University condujeron un estudio estadístico sobre más de 917 mil fotografías que estaban circulando en Internet, las cuales habían sido vistas 8.5 veces por personas de dos mil ciudades en cuarenta países. El resultado fue que descubrieron que el 50% de ellas eran fotografías pornográficas.

Otro estudio estadístico fue conducido por la compañía Zogby en el año 2000, y descubrió que más del 20% de la población de los Estados Unidos vista páginas pornográficas. Steve Waters, el investigador en esta compañía, sostuvo que, en la mayoría de los casos, la gente visita estas páginas por primera vez solo por curiosidad, luego las cosas de desarrollan hasta convertirse en una adicción, la cual usualmente conduce a problemas maritales y otras malas consecuencias.

En el año de 1999 el porcentaje de material pornográfico adquirido electrónicamente fue del 8% con un ingreso de ochenta billones de dólares, y la gente gastó electrónicamente 970 millones de dólares para suscribirse a sitios pornográficos, y se esperaba que se incrementara a tres billones de dólares para el año 2003.

El número de páginas pornográficas ha aumentado de manera asombrosamente rápida, y puede alcanzar a cientos de páginas semanalmente, la mayoría de las cuales proveen servicios gratuitos para atraer a las personas.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos sostuvo que nunca antes una cantidad tan enorme de material pornográfico había estado disponible para niños a través de los medios de comunicación, como está al alcance a través del Internet, en cual ha entrado a la mayoría de los hogares sin ninguna restricción.

El 63% de los adolescentes, que miran esa clase de páginas, lo hacen sin el consentimiento de sus padres; además, las edades de la mayoría de quienes visitan esas páginas oscilan entre los 12 y los 17 años.

Cuando un creyente es educado para ser temeroso y consciente de Allah, y cuando se ha infundido en su corazón que Allah es El Omnisapiente y que Está enterado de todo lo que uno hace o dice, y que uno de Sus atributos es que Él es Omnividente, Omnioyente, El Testigo, el Único que lleva la cuenta y no se escapa nada de Su Conocimiento, y que Él es el Único que Controla todos los asuntos; el creer en todo esto produce resultados fructíferos y hace que la persona tema a Allah en secreto tal y como le teme en público. Esto también hace que la persona se abstenga de pecar y controle sus deseos, los cuales son la causa principal para que mucha gente caiga en las prohibiciones.

Si uno escucha sutiles susurros que lo incitan a ver esas páginas obscenas, entonces debe recordar las palabras de Allah (que se interpretan en español):

{…Sabed que Allah conoce lo que hay en vuestros corazones, cuidaos, pues…} [Corán 2:235]

{…Y Allah todo lo observa.} [Corán 33:52]

{…Está con vosotros dondequiera que os encontréis. Allah ve bien cuánto hacéis.} [Corán 57:4]

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message