|      |   

Pregunta:

Tengo un problema y no puedo encontrar una solución para él. Por favor, dígame qué debo hacer. No puedo casarme por falta de dinero y porque las dotes son muy altas. Llegué a una edad avanzada, no me diga que todavía soy un joven, tengo 35 años. Alabado sea Dios, yo no soy de los que cometen actos ilícitos. Pero estoy pasando por momentos difíciles y si no encuentro una solución, me desviaré y cometeré fornicación, Dios no lo permita.

¿Qué opina ud. sobre esto? Por favor, tenga en cuenta que en el país que yo vivo no hay medios lícitos y eso empuja a las personas a usar medios ilícitos. Lo que quiero decir es que aquí no hay bancos islámicos.

Nosotros somos seis hermanos de los cuales soy el más viejo y somos todos solteros. El más joven tiene 26 años. No tenemos una casa para casarnos y no tenemos cómo construir una casa.

Vivimos con nuestra familia desde pequeños y no podemos dejarla aunque permanezcamos solteros por el resto de nuestras vidas. No queremos pedir préstamos bancarios. El noble Profeta dijo: "Sean gentiles con la juventud, porque es la base de la comunidad". ¿Puedo sacar un préstamo bancario para construir una casa y casarme? Aconséjeme, por favor. Que Dios le recompense.

 

Respuesta:

Alabado sea Dios.

En primer lugar, estamos seguros de que sabes que el Profeta exhortó a los hombres jóvenes que tengan medios para casarse que lo hagan, mientras que el Islam no descuida tampoco el proveer buen consejo a aquellos que no tengan esos medios para tal fin. Es una obligación consagrada en el Corán mantener la castidad, y la Tradición Profética aconseja a los jóvenes ayunar, para alcanzar la piedad y conciencia de Dios, para protegerse de cometer actos ilícitos y tener buenas maneras y un comportamiento adecuado.

Acerca del consejo sobre el matrimonio, tanto para aquel que tiene los medios como para quien no los tiene, el consejo está mencionado en el siguiente reporte:

"Se narró que Abdullah ibn Masud dijo:

“Estábamos con el Profeta cuando éramos jóvenes y no teníamos medios para casarnos. El Mensajero de Dios nos dijo:

"Oh, jóvenes, aquellos que tienen medios para casarse, cásense, eso es lo más adecuado para que recaten la mirada y protejan su castidad. Y el que no tenga los medios, que ayune, pues será un escudo para él”. Narrado por Al-Bujari (4779) y Muslim (1400).

Con respecto al consejo para mantener la castidad, para aquellos que no pueden casarse, puede ser encontrada en el verso donde Dios, exaltado sea, dice (traducción del significado):

{Quienes no cuenten con los recursos suficientes para casarse que tengan paciencia y se abstengan [de relaciones inmorales] hasta que Allah les provea los medios para ello con Su gracia.} (24:3).

At-Tabari (que Dios tenga misericordia de él) dijo:

Dios, Exaltado Sea, dijo:

{Quienes no cuenten con los recursos suficientes para casarse que tengan paciencia y se abstengan}, lo que significa que aquellos que no pueden casarse, que se abstengan de los actos inmorales, hasta que Dios los enriquezca con su amplia generosidad y extienda Su prosperidad hacia ellos”. Tafsir at-Tabari (19/166)

Ash-Shanqiti (que Dios tenga misericordia de él) dijo:

“La orden de abstenerse (de actos inmorales) en este verso, también se menciona en los siguientes versículos donde Allah, exaltado sea, dice (traducción del significado):

{Diles a los creyentes [¡Oh, Muhammad!] que recaten sus miradas y se abstengan de cometer obscenidades [fornicación y adulterio], pues esto es más puro para ellos. Ciertamente Allah está bien informado de lo que hacen.} (24:30).

{Apartaos de todo lo que os lleve a la fornicación, pues esto es una inmoralidad y conduce al mal.} (17:32).

Y en otras versiones similares”. Adwa 'al-Baián (5/532).

El musulmán que tiene medios para casarse debe hacerlo; y si no tiene medios de cargar con los gastos del matrimonio, en ese caso debe abstenerse y mantenerse casto por medio del ayuno, bajando la mirada y manteniéndose lejos de la tentación, hasta que Dios le facilite las cosas para que se case.

 

Segundo, aquí hay que señalar para quien envió la pregunta y para otros lectores algunos asuntos que es valioso resaltar:

1. La persona pobre que no tiene riqueza suficiente para casarse puede trabajar con más ahínco para obtener medios para tal fin. Y puede pedir un préstamo a un musulmán piadoso con el objetivo de casarse, pues Dios, Exaltado Sea, prometió ayudar a aquellos que quieran casarse a fin de mantener la castidad.

2. En muchos casos, las barreras para casarse las pone la propia persona. A veces sucede que el musulmán está conforme con los obstáculos que él mismo colocó en su camino o con obstáculos puestos por su propia cultura o tradiciones tribales, que incluyen lo siguiente:

a) Con cualquier riqueza que posea podría casarse con hasta cuatro mujeres de cualquier nacionalidad o tribu diferente de la suya, pero como está decidido a casarse con personas de su propia nacionalidad o etnia, no logra casarse. En ese caso él está pecando, porque está descuidando su deber de casarse. De hecho, su deber como musulmán es quitar esas barreras y romper con las tradiciones injustas, si ellas le llevarán a perder su castidad, su compromiso con el Islam y su fe. Él debe casarse con alguien que Dios le haya permitido que se case, pues Dios (exaltado sea) no limitó la bondad y el compromiso religioso sólo a las mujeres de su propia nacionalidad o etnia.

Otro ejemplo es cuando alguien que necesita casarse (y este es el caso de quien nos hizo la pregunta), dice que jamás se casará a menos que la mujer esté de acuerdo en vivir con su familia, aunque eso le lleve a abandonar la idea de casarse. ¿Acaso cualquier persona racional diría que ese joven tiene una excusa válida para no casarse? Vamos a hacer una pausa, y preguntémosle a ese joven (y, por supuesto, no sólo a él):

Si fueras a cometer fornicación con una mujer, ¿dónde lo harías, en la casa de tu familia o en otro lugar? Es obvio que la respuesta es en cualquier otro lugar, pero nunca en la casa de su familia. Entonces, ¿cómo puede ser aceptable que cometa este mal y este pecado fuera de la casa de su familia, pero se niega a casarse y vivir con su esposa en cualquier otro lugar, excepto la casa de su familia? Estamos seguros de que no eres una de esas personas, pero tratamos de dejar en claro cómo la gente se contradice a sí misma. No permitas que tus emociones obnubilen tu compromiso religioso y tu razón. A tu familia no le beneficiará si cedes a la fornicación, Dios no lo permita, si decepcionas a tu Señor y te conviertes en merecedor de Su ira. Entonces, reconsidera la cuestión y no pongas barreras u obstáculos innecesarios para tu matrimonio.

Otro ejemplo es que muchos jóvenes pueden casarse y vivir en alojamientos alquilados, ¡pero retrasan el matrimonio hasta que puedan construir o comprar una casa! Nosotros no entendemos cómo alguien puede considerar eso una excusa válida, o aceptar ver y oír lo que es ilícito, etc., cuando podría casarse y vivir en un alojamiento alquilado, pero retrasa su matrimonio hasta que pueda construir o comprar una casa. Es posible que eso tarde mucho tiempo, durante el cual podría caer en un pecado del que sea demasiado difícil librarse. Por lo tanto, esta es una excusa inválida y no se permite a ningún musulmán de mente sana hacer de esto un motivo para retrasar el matrimonio y, menos aún, abandonar completamente la idea.

Podemos decir algo semejante al que aplaza el matrimonio hasta concluir sus estudios, hasta encontrar un buen trabajo, hasta obtener una promoción o un salario mejor, y así sucesivamente. Todas estas son excusas y obstáculos débiles que él mismo se impuso o que cuanto menos aceptó, cuando podría superarlos o ignorarlos.

 

Tercero, no pudimos encontrar en los libros de reportes, sean auténticos, débiles o fabricados, el reporte que mencionas en tu pregunta:

 "Sean gentiles con la juventud, porque es la base de la comunidad".

Hay un reporte con un significado similar, que dice:

"Sean gentiles con los más ancianos y muestren misericordia para la juventud", pero es fabricado (mawdu’).  Ver: al-Fatánni (p. 205) y Silsilat al-Ahaadíth ad-Da'ífah wa al-Mawdu'ah, por al-Albani (5424).

 

Cuarto, tomar préstamos bancarios sobre los cuales cobran tasa de interés es ilícito. Pedir tales préstamos con el fin de construir una casa o casarse no es una excusa legítima ante las leyes islámicas.  

 

Y Dios sabe más.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

© 2016 - 2017 Todos los derechos reservados Islam Message